ALTFoto edita tu foto llega a una nueva edición. El anterior artículo de la serie ha generado mucha discusión, lo que es buena señal, pues demuestra que sobre gustos no hay nada escrito, y lo que a uno le parece bueno, a otro le parece horrible. Así enriquecemos la serie y podemos ver distintos puntos de vista o interpretaciones. Hoy es el turno de Oriol Matavacas.

Foto inicial

Es la escena de un anciano pastor cogiendo al cordero, mientras la madre mira. Pero veamos que nos dice el autor:

Soy Oriol Matavacas, un lector asiduo de AltFoto. Te envio 2 fotos para la sección «Edita tu foto» (no sabia cual escoger de las dos :P). Desconozco si la forma de enviártelas es esta. Si hay alguna forma mejor por favor dímelo. Te cuento un poco la historia de la primera fotografía. Iba andando con mi cámara por un camino cercano a mi pueblo La Garriga, cuando si esperarlo vi que había un pastor con su rebaño pasando por allí. Mi reacción fue acercarme  buscar miles de encuadres con 1, 2 o 3 ovejas. Al rato vi uno de pequeño junto a su madre, me acerque y probé distintas composiciones. Mi sorpresa fue cuando el pastor se acerco y cogió al pequeño para seguir andando con todas y que no se retrasara el rebaño, A mi la mirada que me quedo me inquieta un poco… La segunda foto fue en la misma ocasión. Buscaba una imagen bastante «típica» de rebaño de ovejas. Vi que todas las ovejas iban saliendo del lugar por el mismo camino de subida. Me acerque y busque el encuadre con el que se «perdieran» los ejemplares individuales y solo se viera la muchedumbre. En mi versión de revelado esta en blanco y negro para das mas énfasis a las formas, ya que el color no aporta demasiado…

Al final he decidido escoger la primera fotografía que nos ha enviado, precisamente por la mirada del pastor. Y su rostro, que muestra que la vida no ha sido muy amable con él. Parece muy mayor para seguir trabajando en el campo llevando los rebaños. Es una profesión dura, que extrañamente en el pasado -sólo hace falta leer el Quijote y las mitologías clásicas- era considerada como bucólica.

Desde un punto de vista fotográfico, este hombre es un filón y puede representar perfectamente el fin de una época. Si Oriol pudiera hacerse amigo de él y recorrer los campos en busca de las fuentes y de las sombras para los días de sol y las cuevas para los días de lluvia, tendría un reportaje estupendo. Pero para conseguirlo hay que hacer muchas fotos durante muchos días y teniendo en la cabeza la historia que vamos a contar.

Contemplemos el fotograma con detenimiento. El pastor coge por el cuello al pobre cordero con el cordón umbilical colgando, y mira hacia la cámara con una expresión que nos confunde a todos. La oveja mira, con un gesto pensamos que preocupado a su cría. El entorno es lecho seco de un río, a juzgar por los cantos rodados que invaden la imagen. Y este es uno de los problemas de la fotografía. El sujeto principal, el pastor, está detrás de grandes piedras blancas que tapan sus pies. Le quitan fuerza, pero también dan un poco de misterio ¿Qué hay detrás de ellas? ¿Va a esconder ahí al pobre cordero, o es una mesa ritual de degollamiento, más que nada por la manera de coger al pobre animal? Sé que me estoy poniendo tremendo, pero la cara del pastor, que sin duda puede ser la mejor persona del mundo, ayuda a meterme en sendas tenebrosas que espero sean equivocadas. Esta es la magia de la fotografía, que nos permite imaginar.

Desde un punto de vista técnico, llama la atención la nitidez de la toma, fruto de un buen objetivo. La exposición es buena, salvo por el cielo quemado (que quitaré al recortar). Y la composición un poco estática, al situar al pastor en el centro.

Estamos ante el comienzo de un reportaje muy interesante. No sé si hay más fotos de este momento, pero me hubiese gustado una toma más cercana y poder ver el rostro de la oveja preocupada. Veo la fotografía más intensa en blanco y negro, recortada y con el hombre más destacado, por obra y gracia de una reserva para quemar el fondo de la maleza.

Mañana veremos el resultado. Sólo queda, como siempre, animaros a participar en esta sección enviando una fotografía que queráis ver criticada y revelada desde otro punto de vista.