Sin duda, la tienda de aplicaciones de Windows 8 es una de esas cosas que pueden hacer que el nuevo sistema operativo de Microsoft sea un éxito de ventas superior al de Windows 7, o un completo fracaso. A día de hoy nos encontramos en la tienda con miles de aplicaciones agrupadas en diferentes categorías, pero la mayoría de ellas apenas son útiles, por tanto que es mejor, ¿calidad o cantidad?.

Muchos consumidores se llenan la boca diciendo ¡Oh, pues Windows 8 tiene más de 28.000 aplicaciones disponibles!… Sí, ¿pero realmente cuantas de ellas valen la pena?

Personalmente estoy cansado de acceder a la Windows Store y encontrarme cada vez que me meto en una categoría, con una nueva oleada de aplicaciones basura que no me llevan a ninguna parte. Aplicaciones absurdas o sin sentido pueden estar ocupando en estos momentos cerca del 40% de toda la tienda.

Por lo tanto, realmente ¿qué es mejor para la imagen de Microsoft?, ¿la calidad o la cantidad de sus aplicaciones?. Personalmente me decanto por la calidad, prefiero tener 500 aplicaciones buenas, a 27.500 mediocres. Los más benévolos podrían pensar que en un principio, durante las primeras semanas en las que Windows 8 está en el mercado, sería comprensible poder presumir de la cantidad de aplicaciones.

Y no es ningún secreto, que la propia compañía ha estado incentivando mediante concursos o eventos la cantidad por encima de la calidad. Por ejemplo, si haces 3 aplicaciones te regalamos una Xbox 360, pero si eres más rápido o inteligente y haces 5 aplicaciones, te regalamos una Microsoft Surface.

No es ninguna broma, este tipo de situaciones han pasado en varios eventos o promociones celebradas en multitud de países alrededor del mundo durante las primeras semanas tras el lanzamiento del nuevo sistema.

¿Picaresca? Lo que hacían algunos desarrolladores para conseguir estos premios independientemente de la calidad de sus aplicaciones era dividirlas, si por ejemplo un desarrollador tenía la idea de crear una aplicación con las diferentes líneas de metro de las principales ciudades de España, lo que hacía era crear una para las líneas de metro de Madrid, otra para las de Sevilla y otra para las de Valencia.

Cuidado, esto no quiere decir que sea algo ilegal, el desarrollador se lleva su premio por haber subido estas tres aplicaciones ahora independientes a la Windows Store, pero… ¿Realmente le hace un favor a Microsoft, o incluso a su propia imagen de desarrollador?

Personalmente no lo creo, lo peor de todo esto es que ha sido hasta el momento la propia compañía la que ha incentivado este tipo de cosas. Por suerte, parece que en Microsoft se han encendido las alarmas, viendo la indiscutible cantidad de aplicaciones basura subidas a la tienda durante eventos de este tipo.

Ahora, a pesar de que Microsoft sigue incentivando con premios el desarrollo de aplicaciones para su nuevo sistema, al menos para conseguirlos el desarrollador tendrá que crear una aplicación de calidad que será elegida como ganadora por parte de un jurado, nivel de calificaciones o número de descargas.

¿Qué opináis vosotros? Que necesita Microsoft para que su nuevo sistema triunfe en el mercado de las aplicaciones frente a rivales como Apple o Android, ¿calidad o cantidad?.