La seguridad y la privacidad son dos de los temas que están más de actualidad en los días que corren. Día tras día vemos noticias en las que se habla de robo de información o de escándalos producidos tras una publicación incorrecta en las redes sociales, por ejemplo. El hecho de que a día de hoy la informática, los ordenadores e Internet sean una cosa de todos indica que más y más gente confía sus datos a sus propios ordenadores y cuentas en la nube.

Steg

En Bitelia hemos dado muchos consejos sobre seguridad, y también hemos tratado utilidades que nos sirven para asegurar nuestros datos y codificarlos de cara a que no puedan ser accedidos por terceras personas. Hoy reincidimos en ello, hablando de Steg, una utilidad que nos sirve para incrustar cualquier fichero dentro de un fichero de imagen.

El objetivo, por supuesto, es el de embeber información potencialmente importante y hacerla pasar por un fichero de imagen. Se trata de una muy buena idea y de una técnica que no es precismente nueva, pero que con Steg podemos utilizar a la perfección de una forma cómoda y sencilla.

Lo primero que debemos hacer es elegir una imagen, la cual puede estar en los siguientes formatos:

  • BMP
  • JPG o JPEG
  • PNG
  • PPM
  • TIFF

Mediante la barra de herramientas podemos realizar las opciones de codificación necesarias, incluyendo incluso un mensaje descriptivo, tal vez con información sobre los contenidos reales de la imagen. Lo siguiente es incluir el archivo. Para ello seleccionamos la opción adecuada y posteriormente utilizamos la opción de guardar para obtener el fichero resultante en la ruta que queramos.

Por cierto, si estáis pensando que embeber un archivo en una imagen no puede ser del todo seguro, ya que en ocasiones puede resultar muy obvio -tal vez por el tamaño del fichero- que la imagen guarda algo más, siempre tenemos la opción de codificar previamente el contenido con alguna aplicación específica, y más tarde embeber el fichero resultante en la imagen. Todo sea por la seguridad de nuestros archivos.