Finalmente y luego de tanta espera, los usuarios del sistema operativo Linux podrán contar con Steam, la plataforma de vídeojuegos en PC más exitosa, creada por Valve, luego de la promesa que realizó el mismísimo Gabe Newell, fundador y presidente de esta empresa, de que su plataforma llegaría a los sistemas libres. Y es que hasta ahora la única manera de poder ejecutarla en Ubuntu o alguna otra distro, era a través de una máquina virtual como por ejemplo Wine.

Steam para Linux llega con un catálogo inicial de 39 títulos, aunque lamentablemente sólo está disponible por ahora para Ubuntu, la distro más popular y utilizada de Linux, Arch Linux y OpenSuse.

No ha sido poco lo que se ha hablado de Steam en las últimas semanas, comenzando por el nacimiento de Big Picture, la nueva función de la plataforma que la acerca a los televisores y los mandos de control tradicionales, al mejor estilo de una consola de sobremesa. Y es que hace poco Valve confirmó que está interesada en desarrollar su propio hardware.

Pues Steam para Linux llega para dar soporte a una enorme comunidad de fanáticos de los videojuegos que sencillamente prefieren contar con un sistema operativo libre antes de Windows o una Mac. Para empezar han hecho disponibles 39 títulos incluyendo el exitoso Team Fortress 2, y otros de la casa como Left 4 Dead 2, además de éxitos como Serious Sam 3, World of Goog y más disponibles en la tienda. Por supuesto aseguran que poco a poco este catálogo irá creciendo.

Cómo instalar Steam en Linux

Dependiendo de la distro que utilices, el procedimiento es distinto, pero en cualquiera de los casos es realmente sencillo, a diferencia del conocimiento que pedía Valve en los usuarios interesados en probar la beta de Steam para Linux. En el caso de Arch Linux es tan sencillo como descargar el archivo necesario desde la web oficial, al igual que en el caso de Open Suse, cuyos archivos están disponibles para descarga.

Sin embargo, en el caso de los usuarios de Ubuntu, pueden instalar Steam de una o dos maneras, aunque se requiere como mínimo la versión 12.04 de esta distro. La primera forma consiste en descargar el archivo ejecutable (.DEB) desde la web oficial e instalarlo sólo con hacer doble clic sobre ella.

La segunda manera es un poco más tradicional, ya que requiere acceder a consola y ejecutar las dos líneas de comandos a continuación:

      wget -c http://repo.steampowered.com/steam/archive/precise/steam_latest.deb
      sudo dpkg -i steam_latest.deb

Una vez que contemos con Steam podemos iniciar sesión con nuestras cuentas o crear una nueva, y comenzar a disfrutar de esta plataforma y sus juegos sin necesidad de máquinas virtuales o particiones con Windows.