Steam se ha convertido en la plataforma de vídeojuegos más importante para los gamers en PC y Mac, y es que la creación de Valve cuenta no sólo con la más grande comunidad en línea de vídeojuegos, sino que su catálogo es tan extenso y cuentan con una serie de ofertas tan atractivas, que es prácticamente imposible escapar a la tentación de comprar algún título de esos que misteriosamente cuentan con un 75% de descuento sólo por un fin de semana, además, de los espectaculares juegos creados directamente por Valve, como el famoso Team Fortress 2, que se puede jugar de forma gratuita, y que por ello cuenta con una cantidad de fanáticos enorme.

Sin embargo, Valve quiere más.

Big Picture es la manera en la que Valve se acerca a los fanáticos de las consolas de sobremesa, y es que seamos sinceros, hay muchos juegos que son más cómodos de jugar con un teclado y un ratón, siendo los ejemplos más claros los juegos FPS (disparos y acción en primera persona) y los MMORPG (juegos masivos de rol en línea), pero muchos otros son más cómodos de jugar con un mando de control, como juegos de aventura, plataforma, o RPGs al estilo de la saga Final Fantasy.

Gabe Newell, fundador y Presidente de Valve, está claro en esto, y por ello quiere atraer a los usuarios de Xbox 360 y PlayStation 3, a través de Big Picture, ya que esta nueva función de Steam (que está disponible para todo público desde la más reciente actualización) permite con una interfaz muy práctica, conectar el ordenador a un televisor y controlar tanto la plataforma como los juegos con un mando tradicional.

Luego de probar por varios días esta funcionalidad, mi primera conclusión es que sin duda funciona muy bien, aunque tiene sus contras, los cuales analizaremos en las siguientes líneas.

Su interfaz

La interfaz de Big Picture está sin duda alguna creada para aprovecharla tanto con un ratón y teclado (de ser necesario) como con un mando de control, ya que para esta última ha sido ideada. Es muy fácil acceder a todas las partes de la plataforma utilizando un mando, ya que el cursor se moverá al ritmo que indique el joystick, y tomando en cuenta el tamaño de cada uno de los botones, no habrá manera de fallar cuando queramos presionar uno.

El menú principal está compuesto por tres grandes secciones: Tienda, Juegos y Comunidad. Cada una abre un menú que cumple por completo su función, de hecho, me atrevería a decir que no hay prácticamente nada que no se pueda realizar desde Big Picture, con sus más obvias excepciones como por ejemplo comprar un juego, ya que aunque podamos acceder a la tienda y ver todos los juegos disponibles, buscar títulos y ver tráilers, descripciones y comentarios de estos, al momento de introducir los datos de pago es posible pero incómodo.

En la sección de juegos encontraremos todos los que hemos comprado, sin embargo, primeramente nos encontraremos con una pantalla que nos mostrará los títulos que jugamos recientemente, algo muy útil para aquellos que tienen más de 30 o 40 juegos en su biblioteca. Pero por supuesto, es posible acceder al catálogo completo.

Entre cada una de las secciones se puede navegar presionando los gatillos “RT” y “LT” del mando, para mayor velocidad. También contamos con un teclado virtual para introducir texto cada vez que sea necesario.

En el caso de la última sección, Comunidad, contamos con una lista de todos nuestros amigos en la plataforma, además de la posibilidad de chatear con ellos, invitarlos a partidas y por supuesto, iniciar chats de voz, que serán muchísimo más prácticos tomando en cuenta que estamos usando un mando tradicional.

Sin embargo, el teclado virtual no debe ser subestimado, ya que para el utilizan un sistema que llaman “Daisywheel“, un teclado que permite usar los botones del mando para elegir las letras, que serán ordenadas en lotes de cuatro en cuatro, y estos los podemos cambiar moviendo el joystick izquierdo. El sistema es sencillamente genial y muy práctico para escribir.

Ahora sin duda una de las funciones más utilizadas del Steam tradicional es la de acceder a un navegador web, iniciar un chat y más, todo esto mientras estamos en una partida, al presionar los botones “Shift” y “Tab” del teclado. Esto también es posible en el modo Big Picture, y de hecho es más fácil, ya que se hace presionando el botón central del mando, y desde allí mismo podemos salir del juego si lo deseamos.

Compatibilidad de mandos

He aquí el mayor fallo que he encontrado en el modo Big Picture, este es la cantidad de mandos de control con la que es compatible. El mando sugerido es el de Xbox 360, el cual se puede utilizar con sólo conectar y jugar, así de sencillo, Steam lo reconocerá instantáneamente. El mando de Xbox puede ser inalámbrico o con cable.

También es compatible un modelo específico de la marca Logitech, el Logitech F710, y por supuesto puede utilizarse con ratón y teclado. Pero sin duda las opciones de mandos están muy limitadas, a esos modelos. En mi caso, que soy usuario de PlayStation 3, me la ha puesto bien difícil, tanto así que he tenido que adquirir un mando de Xbox 360 para jugar tranquilo.

Por supuesto, existen varios emuladores que simulan un mando de Xbox 360, y que son compatibles con muchos otros mandos de cualquier marca, incluyendo los de PlayStation, sin embargo, se me ha hecho imposible hacer funcionar el mando de PS3 vía Bluetooth con Steam, sencillamente imposible, además, si lo usaba conectado con cable a veces me dejaban de funcionar los joysticks por alguna razón que desconozco. Y aunque funcionara bien con cable, todo usuario de PS3 sabe lo corto que es el cable que trae la consola para cargar sus mandos, es muy incómodo, por ello terminé comprando un mando de Xbox que me funciona a la perfección.

Conclusiones

9/10

Big Picture es una idea espectacular, y no me cansaré de decirlo. Permite que quienes preferimos jugar en consolas de sobremesa, nos enamoremos de Steam. Eso ha sucedido en mi caso, y se que muchos más pensarán igual. Tengo claro que comprar un juego online para muchos no es lo mismo que tener el juego en formato físico, y tienen razón, pero los precios y rebajas en Steam a veces son tan atractivos que eso sencillamente no importa.

Pero Big Picture va mucho más allá que permitirnos conectar nuestro ordenador al televisor y jugar con un mando, Big Picture es la manera en la que Valve da una primera pista sobre sus intenciones de lanzar una consola, o al menos un híbrido entre consola y ordenador, algo que Gabe Newell confirmó hace un par de días. Y es que un Steam Box, bien sea con hardware de Valve o de cualquier otra compañía, no sería más que un computador con forma práctica, buenas prestaciones y un software basado en Steam que al encenderlo iniciaría de una vez en modo Big Picture.

Por ahora, mi única molestia con esta función es lo mucho que han limitado los mandos compatibles, de resto, te invito a darle una probada jugando cualquier título de acción o aventuras, te aseguro tendrás una grata experiencia.