Nuestros smartphones y tabletas cada vez almacenan más información personal y que, lógicamente, no debiera estar al alcance de cualquier persona; sin embargo, existen bastante usuarios que aún no toman conciencia de este hecho y, por ejemplo, no establecen una simple contraseña o un patrón de desbloqueo en sus terminales para evitar accesos no autorizados. De nada nos sirve una contraseña segura en nuestra cuenta de Gmail si ésta está accesible desde nuestro smartphone y éste no está bloqueado, accediendo además a las notas que tenemos almacenadas en nuestro terminal. Cada vez es más normal tomar notas con nuestros teléfonos, ya sea utilizando servicios como Evernote o, en un modo algo más modesto, con las aplicaciones de notas que incluyen iOS o Android por defecto pero ¿cómo podemos proteger estos datos?

Lock background

Una de las primeras respuestas es estableciendo un método seguro para desbloquear nuestro terminal, es decir, una contraseña de acceso o dibujar un patrón sobre la pantalla (típico en Android) pero, además de esta pauta de seguridad básica, podemos encontrar un buen número de aplicaciones enfocadas en la seguridad que nos pueden ayudar a proteger mejor nuestros datos.

Para aquellos usuarios aficionados a tomar notas desde sus terminales Android, quizás, puedan encontrar Safe Notes bastante interesante. El objetivo de la aplicación es muy simple, sustituir nuestra aplicación habitual para tomar notas y ofrecernos una alternativa segura en la que se cifren los datos y, además, haya que utilizar una contraseña para acceder a ellos.

Safe Notes aplica un cifrado de 128 bits a nuestras notas y nos permite escribir hasta 5.000 caracteres en cada una de ellas (con posibilidad de almacenarlas en la tarjeta SD del terminal). En el caso que, por un lapsus, olvidemos nuestra contraseña tendremos la posibilidad de acceder usando una pregunta secreta (con su correspondiente respuesta) y, a partir de ahí, podremos gestionar nuestras anotaciones normalmente (escribiendo, retocando o borrando las anotaciones almacenadas).

Desde el punto de vista del diseño de la aplicación, Safe Notes es algo austera y no incluye demasiadas florituras pero, teniendo en cuenta su finalidad, tampoco es que sea necesario que estos detalles estén cuidados al máximo puesto que este tipo de notas rara vez suelen compartirse (aunque se incluye esa posibilidad usando SMS o correos electrónicos). Por lo demás, la aplicación es gratuita e inserta publicidad aunque existe la posibilidad de adquirir la versión Pro.

Si el cifrado de 128 bits se nos queda algo corto, NoteCipher nos ofrece un cifrado de 256-bits AES y unas funcionalidades similares también de manera gratuita.