Hay muchos agregadores de redes sociales. Tenemos tantas formas distintas de leer nuestra actividad en redes sociales que las opciones marean. Pero formas distintas de hacer que nuestra actividad pública en estas redes se transforme en un material “digno” de leer, no tenemos muchas. Podemos, por ejemplo, sincronizar nuestras cuentas en Flipboard, pero no podemos compartirlo. También podemos usar Feedly para visualizar nuestros feeds, o sino también tenemos Instapaper. Hoy vamos a evaluar un servicio que nos ha gustado mucho llamado Glossi, que justamente le da una vuelta de tuerca a la acción de compartir nuestra actividad en redes sociales.

Para comenzar a usarlo, tendremos que seleccionar primero un nombre de usuario. Si vamos a usar esta herramienta para una marca, siempre es recomendable que tengamos el mismo nombre de usuario que tenemos en Twitter. Esto mismo hice yo con mi cuenta personal, para probar el servicio. La verdad que el proceso es muy simple. Una vez que seleccionamos el nombre, tenemos que sincronizar las cuentas de Facebook y Twitter. Luego tendremos que ingresar una dirección de correo electrónico para recibir nuestras notificaciones del servicio. Además de hacer el login para crear una cuenta nueva, podemos sincronizar otras cuentas.

Tenemos, obviamente, Facebook, Twitter, pero además, Instagram, Foursquare y Tumblr. En el caso de Facebook, le estaremos dando permiso a la aplicación a acceder a nuestro feed de noticias. En total, me ha tomado menos de cinco minutos sincronizar todas mis cuentas para ya tener Glossi listo para usar.

Cuando terminamos, tendremos como resultado una forma muy interesante de mostrar los contenidos que subimos a internet diariamente, que podemos compartir con contactos y amigos. Cuando tenemos nuestro perfil creado, nos vamos dando cuenta que tenemos muchas opciones para administrarlo. Glossi tomará nuestro header de Twitter o Facebook así como también nuestra foto de perfil y biografía, no es necesario completar nada. En la barra superior encontraremos todas nuestras redes sincronizadas para acceder fácilmente. Debajo del header encontramos una barra donde podemos diferenciar el contenido de acuerdo con el tipo: imágenes, videos, texto y más. La interfaz, como pueden ver, es más que interesante, y está bien organizada la información.

Ahora bien, para uso personal es un agregador fantástico. Pero también podemos ir pensando en un uso para marcas. Puede que tengamos presencia en muchas redes sociales. De hecho, todas las soportadas en Glossi pueden ser factibles para cualquier empresa. Lo interesante del servicio es que nos permite tener centralizados todos nuestros contenidos. No podemos publicar, lo que para algunos será una desventaja importante, pero sí podemos presentar la información de una manera muy atractiva.

En esto reside el uso fundamental de Glossi: la presentación. Para los usuarios intensivos de redes sociales, es una carta de presentación genial. Para las marcas, es una forma genial para que clientes y usuarios encuentren nuestra información en un único lugar. Además, es completamente gratuito por lo que no tendremos que gastar presupuesto en una nueva herramienta –sabemos que es fin de año y ya se están barajando los números-.