Teniendo en cuenta el éxito de los dispositivos móviles en los últimos años, y en especial como ha crecido el mundo de las aplicaciones, no es de extrañar que mes tras mes nacen nuevas propuestas dirigidas a la mensajería instantánea, creadas con el objetivo de permitir a los usuarios comunicarse desde sus móviles de cualquier plataforma, sin necesidad de recurrir a llamadas convencionales o SMS. Al día de hoy, la más popular sigue siendo Whatsapp, pero existe una opción que está dando mucho de que hablar, su nombre es Line y hoy las colocamos cara a cara para analizar cuál es la mejor opción.

Line no es un lanzamiento reciente, de hecho, tiene poco más de un año de haber salido al mercado, incluso confieso haberla probado a finales del año 2011 y nunca haberle prestado mucha atención debido a que sencillamente todos mis contactos usan Whatsapp. Pero esto parece estar cambiando poco a poco. Los responsables de Line anuncian que actualmente cuentan con más de 250 millones de usuarios en más de 230 países en el mundo, y el número no para de crecer.

Es con Line cuando verdaderamente se presenta un duro rival a Whatsapp, algo que ninguna otra parece haber logrado, ni siquiera Joyn, la apuesta de los operadores para hacer frente a Whatsapp que aparentemente ha quedado en el olvido a apenas días de haber nacido, cuya razón podría ser que sólo está disponible para Android por los momentos.

Whatsapp, sus ventajas y desventajas

Sin duda alguna debo comenzar mencionando la mayor ventaja con la que cuenta Whatsapp, y es que esta es la aplicación más popular de mensajería instantánea que existe en el mundo a la fecha. Es por esto que sencillamente al momento de adquirir un smartphone, Whatsapp debe ser instalado en tu terminal. Puede sonar excesivo, pero es que la mayor razón para hacer esto es que al menos un 90% de tus contactos tiene la aplicación y enseguida podrás comenzar a chatear con ellos.

Pero esa razón no es lo único que destaca de Whatsapp, sino que se han ganado su merecido lugar gracias a contar con aplicaciones para todas y cada una de las más importantes plataformas móviles del momento: Android, iPhone, Windows Phone, BlackBerry, Symbian e incluso Java2ME, por lo que prácticamente no habrá un usuario de smarpthone con el cual no te puedas comunicar a través de esta plataforma.

Luego del éxito de BlackBerry Messenger en los terminales de RIM, sin duda la pionera y de las mejores plataformas de IM (mensajería instantánea) que ha existido, los creadores de Whatsapp se deben haber planteado: “Si BBM es tan popular y exitoso, ¿por qué no hacer algo similar pero que funcione para todos?” Y vaya que lo lograron.

Whatsapp permite al usuario comunicarse a través de mensajes, notas de voz y enviar imágenes, todo a través de un plan de datos o una red WiFi, sin necesidad de utilizar mensajes SMS (algo que ahora muy pocos recuerdan) y con muchísima velocidad y fluidez, ya que siempre estamos conectados. La aplicación es gratuita en todas las plataformas por el primer año, y luego de este debe cancelarse un monto menor a un dólar, aunque el “período de prueba” en Android y BlackBerry se extiende siempre, y en iOS sólo basta con desinstalar y volver a instalar la app para tener un año gratis más.

Quizás la mayor desventaja de este servicio es estar limitado a los teléfonos móviles y sólo al envío de mensajes de texto, además de los archivos multimedia. Ante esto, desde Japón llega Line con cualidades más que interesantes.

Line, sus ventajas y desventajas

Este servicio llega a todo dar desde el continente asiático, teniendo como primer objetivo al público juvenil, ya que cuenta con algunas simpáticas características que, sin duda alguna, han sido grandes responsables en su éxito.

Como se puede apreciar en las capturas de pantalla, en Line no sólo contamos con los conocidos emotíconos, sino también con lo que han llamado Stickers (pegatinas, según su traducción), que no son más que emotíconos de mayor tamaño y animados que resultan increíblemente simpáticos y adictivos de utilizar para acompañar cualquier tipo de frase, ya que los nipones han incluido en la aplicación una enorme cantidad de estos stickers en diferentes bibliotecas para descargar, algunas gratuitas y algunas pocas pagas. Estoy más que seguro que gran parte de los 250 millones de usuarios de esta aplicación se enamoraron de ella gracias a las pegatinas bizarras y divertidas.

Pero no nos equivoquemos, los stickers son sólo la punta del iceberg en Line, ya que esta plataforma no sólo está disponible para dispositivos móviles iOS, Android, BlackBerry y Windows Phone, sino que también tiene aplicación para escritorio en Windows y Mac, además de una versión web. Esto, sin duda alguna la hace mucho más atractiva que Whatsapp en el aspecto de que podemos seguir nuestra conversación desde el ordenador sin necesidad de tocar el móvil y se sincronizará con nuestro smartphone. Fantástico.

Además, otra gran y muy importante característica es que Line permite realizar llamadas de voz a través de VoIP, por lo que podremos llamar y conversar con nuestros contactos desde una red WiFi o 3G.

Para finalizar, Line cuenta con algunas otras aplicaciones disponibles para complementar sus funcionalidades, tales como “Line Camera” para añadir Stickers y efectos a las fotos (que podrás compartir rápidamente desde Line), o “Line Card“, “Line Birzzle” y “Line Brush” para hacer y enviar postales, jugar con nuestros contactos y pintar, respectivamente.

La principal desventaja de Line es que, aunque su crecimiento ha sido sorprendente en el año que tiene de vida, aún no alcanza la popularidad de Whatsapp, por lo que actualmente, es imposible cambiarse por completo al producto japonés.

Conclusiones y Bono

De las dos, sin duda alguna mi favorita es Line, gracias a todas las ventajas y novedades que supone con respecto a Whatsapp, incluyendo sin duda alguna la posibilidad de realizar llamadas de voz a través de internet, que aunque las pegatinas y demás características sean muy atractivas, ninguna función es más útil que esta.

Sin embargo, y como lo comenté anteriormente, es imposible o muy difícil hacer un cambio total de Whatsapp a Line así se quiera, ya que el primero sigue firme como líder en el mercado y con una cantidad de usuarios enorme, por lo que por un largo tiempo nunca faltará mi smartphone.

Como bono a esta comparativa, hay un nuevo servicio que sin duda ha llamado mi atención: Libon. Esta plataforma fue lanzada por el operador Orange y supone una experiencia similar a Line pero mucho más sencilla (o “seria”, al no contar con los stickers), ya que ofrece la posibilidad de enviar mensajes cortos, archivos multimedia y llamar a través de VoIP, y sobre esto, la calidad de llamada es increíblemente buena. Es gratuita y también cuenta con una versión web, además de “buzón de voz” y sincronización. Su fallo es que actualmente sólo está disponible para iPhone y iPod. En nuestro blog hermano, Bitelia, le han hecho un completo análisis que te invito a leer para que decidas si vale la pena darle una probada.