No nos ponemos a pensar demasiado en las sillas. Solo esperamos que tengan un diseño ergonómico para que nos podamos sentar cómodamente y nada más. Pero las sillas han sido el objeto de estudio de la fotógrafa londinense Maisie Broadhead, en su proyecto Taking The Chair. Otro aspecto interesante es la visión única que tiene sobre obras pictóricas clásicas, llevadas al mundo moderno con sus fotografías. Lejos han quedado esas épocas en las que las sillas eran símbolos de estatus social, como por ejemplo los diferentes estilos más concentrados en el ornamento que en la utilidad.

En Taking the Chair, Broadhead recrea obras maestras de la Antigüedad a través de fotografías, seleccionando 7 cuadros que tienen una silla en un primer plano. Junto con su madre Caroline, Broadhead intentó recrear los detalles de la escena pintada en sus fotografías. Esto es lo que su sitio web dice sobre este proyecto:

Un proyecto en conjunto entre madre e hija. Taking The Chair es la primera colaboración artístisca entre Caroline y Maisie Broadhead. La colección incluye siete cuadros de maestros como Vermeer, Velásquez y Magritte, en los cuales una silla (usualmente vacía) tiene una presencia poderosa. La silla es el punto de reunión entre el trabajo de Maisie y el de Caroline, mostrando siete de las fotografías de Maisie en la que aparecen siete sillas de Caroline, con la imagen y el objeto mostrados uno al lado del otro.

Otro aspect importante a destacar es que las dos, junto con otros miembros de la familia, son las protagonistas de cada una de las fotografías. Los elementos que aparecen en los cuadros originales son reemplazados, en las fotos, con objetos que tienen una importancia significante para la familia. Es, ante todo, una empresa familiar. El resultado es desopilante. Luego de disparar, Broadhead realizó edición en Photoshop para que estas imágenes tengan un aspecto más pictórico y no tan “fotográfico”.

El resto de sus trabajos es igualmente interesante: recomiendo revisar las series Hall of Fake, una colección con los mayores falsificadores de arte del siglo XX, y Cable Drawings, figuras realizadas sobre paredes con cables.