Aunque parezca patrimonio de las películas estadounidenses de hoy, la fotografía 3D es un invento viejo que lleva varios años entre nosotros. Basándose en nuestra propia visión estereoscópica, las cámaras 3D tienen dos lentes que exponen la película en dos lugares distintos pero continuos, que al cruzar los ojos o ver las imágenes rápidamente en secuencia producen un efecto y sensación de profundidad.

T. Enami fue un fotógrafo japones del periodo Meiji cuyo legado es una postal del país, pero en tres dimensiones. Sus imágenes muestran el Japón tradicional, aquel que vemos en las guías de viaje, pero de manera más fiel y en dipticos tridimensionales. Es importante aclarar que se trata de fotografías en blanco y negro, y aquellas que están en color fueron pintadas a mano alzada, técnica muy usual del periodo pre-color.

Con la llegada de la tecnología el legado de Enami sufrió un empujón más, de la mano de Okinawa Soba, usuario de Flickr, que compiló todas estas imágenes creando animaciones GIF y completando el efecto 3D sin necesidad de cruzar los ojos.

La abreviación del nombre de Enami no es gratuita o por cuestiones de espacio. Se supone que su nombre fue «Toshi», pero como nunca lo escribió completo en ninguno de sus documentos públicos o laborales, nadie sabe a ciencia cierta cual fue su verdadero nombre.

A continuación podrás ver una selección, tanto de animaciones GIF como dipticos completos. Si quieres más, no dejes de visitar el set de Flickr de Soba.