La innovación en la tecnología es algo realmente maravilloso. Las ideas e imaginación de científicos, ingenieros, desarrolladores e investigadores pueden llegar a crear cosas fantásticas, así como los dispositivos más peculiares que pueden existir, o sencillamente mejorar los que ya existen. Ciertamente existen muchísimos investigadores independientes dedicados a la tarea de innovar, pero también fundaciones espectaculares, respaldadas por las más grandes empresas de tecnología como lo son los Google Labs, o la fundación Microsoft Research. Hoy trataremos un poco los proyectos dirigidos a la interacción con ordenadores de esta división de Microsoft, comenzando con un vídeo que ofrecen como resumen de lo que para ellos será el futuro de las interfaces de usuario en la informática.

Es increíble la calidad de inventos que ha surgido desde los distintos cuarteles de Microsoft Research en sus 21 años de existencia, pero en esta ocasión no daremos un repaso a todos sus proyectos y logros, sino a las ideas que están siendo desarrolladas actualmente dirigidas a la interacción humano-computador, algo que sencillamente está en pleno auge en la época actual.

Mucho más que paneles táctiles

Desde hace muchos años se han comenzado a utilizar paneles táctiles en dispositivos móviles o de casa, siendo los más populares (en orden cronológico) los famosos organizadores electrónicos Palm o por supuesto, el iPad, iPhone y la ola de smartphones y tablets que ha nacido los últimos años.

Pero la interacción con un dispositivo informático puede ir mucho más allá, y esa idea recorre las mentes de los ingenieros en Microsoft Research desde hace varios años. Uno de los proyectos que más ha llamado mi atención basado en esta temática es el de SoundWave, presentado a mitad del 2012, y que consiste en nada menos que un sistema de detección de gestos a través del efecto Doppler, como lo demuestra el vídeo a continuación.

Esta idea es sencillamente maravillosa, ya que lleva una tecnología de reconocimiento de gestos al estilo de Kinect, ese famoso sistema de captación de movimientos de Microsoft, pero utilizando un micrófono y un altavoz que registra el cambio de frecuencia de una onda de sonido, o lo que es lo mismo, utilizando componentes muy similares con los que ya cuentan los ordenadores, de la mano de un sistema especial que está en pleno desarrollo. Esto lograría al usuario hacer scroll o desplazarse a través de páginas, documentos y por supuesto aplicaciones, sencillamente moviendo las manos y creando gestos frente al ordenador.

También tenemos un dispositivo muy interesante que han creado dos investigadores y desarrolladores del grupo de ciencias aplicadas de esta rama de Microsoft, llamados Jinha Lee y Cati Boulanger. Se trata de algo que han llamado el Escritorio 3D interactivo, el cual se basa en una pantalla OLED de Samsung que simula una ventana, y en su parte posterior está ubicada una cámara que detecta la posición de las manos sobre este espacio, para lo cual utilizará la tecnología de Kinect, como se demuestra a continuación en el vídeo del proyecto:

El resultado es más que asombroso, logrando que el usuario interactue mediante gestos directos en imágenes tridimensionales que son proyectadas en la «ventana interactiva». Sin duda una idea que podría abrir puertas a cualquier cantidad de dispositivos y desarrollos; a primera instancia se me ocurre un simulador de operaciones médicas virtual y tridimensional para estudiantes de medicina o un sistema de ensamblaje virtual de máquinas y componentes. Las posibilidades son muchísimas.

Microsoft Research, sinónimo de visión futurista

Hablar de Microsoft Research es hablar de innovación. Es hablar de tecnología que actualmente sólo podemos imaginar u observar en películas y programas de ciencia-ficción. Pero estos ingenieros e investigadores son quienes se proponen hacer realidad esas ideas que parecen del futuro, y en el caso de lo relacionado a la interacción con sistemas informáticos, no podría ser la excepción.

De todo lo que he leído y conocido sobre los proyectos que se realizan gracias a esta división de Microsoft, mi favorito sin duda alguna es Digits, un proyecto que podría transformarse en la manera en que este gigante de la tecnología se introduce en el mundo de las interfaces invisibles.

Ciertamente Kinect nos permite interactuar con sistemas con solo hacer gestos en el aire o comandos de voz, pero Digits permite interactuar con un dispositivo sin necesidad de tocarlo o tenerlo frente a nosotros, gracias a un dispositivo que se lleva en la muñeca y funciona a través de un sensor infrarrojo.

Al ver este vídeo por primera vez lo primero que llegó a mi mente fue la película Minority Report (Sentencia Previa), donde veíamos a un Tom Cruise en el futuro interactuando con una especie de interfaz basada en gestos y movimientos, que realmente luce fascinante. Con Digits, se idea otra manera de evolucionar de las interfaces táctiles a las invisibles, haciendo uso de un dispositivo móvil, un ordenador, una pantalla o de realidad virtual.

OmniTouch por su parte, es un dispositivo y sistema que ofrece mediante la visualización gráfica, realidad aumentada e interacción multitáctil, la posibilidad de que el usuario utilice cualquier superficie para interactuar con un sistema informático.

Creado por los investigadores Chris Harrison, Hrvoje Benko y Andy Wilson del Microsoft Research, se trata de un gadget muy peculiar que se lleva puesto como si se tratase de una mochila o bolso cualquiera, que haciendo uso de una cámara sensible a profundidad (nuevamente, con tecnología de Kinect) y un proyector láser, permite que nuestras manos, brazo, mesa de escritorio, pared o sencillamente un libro, se transformen en la superficie con la cual podremos interactuar con un sistema que contará con aplicaciones tan sencillas como para pintar, u otras para responder un correo electrónico, o cualquiera que nazca de la creatividad de los desarrolladores de apps.

La demostración y presentación del proyecto no podría ser más clara, al igual que impresionante.

En Microsoft Research están empeñados en desarrollar nuevas formas de interactuar con los sistemas informáticos, y sin duda alguna lo están logrando, gracias a algunos elementos claves como son la realidad aumentada y la tecnología de Kinect.

Esta apenas es una pequeña muestra de algunos proyectos de la rama de Microsoft dedicada a la investigación y desarrollo de tecnología innovadora y sorprendente. Pero aún hay muchísima tela por cortar, especialmente gracias todos esos sistemas que están en pleno desarrollo para utilizar Kinect con propósitos médicos, o incluso aeroespaciales. Las posibilidades son infinitas, mientras haya imaginación.