Cuando miramos una fotografía podemos apreciar muchos de sus aspectos, pero no nos ponemos a pensar –al menos, generalmente- en el por qué de la toma. Andy Adams de FlakPhoto preparó una exhibición digital llamada Looking at the Land — 21st Century American Views que colecciona 88 fotografías de paisajes que fueron tomadas alrededor de los Estados Unidos desde el año 2000. Uno de los aspectos más interesantes de esta colección, que por cierto tiene muy buenos trabajos, es que incluye una breve entrevista con el fotógrafo con la respuesta a esa misma pregunta: ¿por qué fue tomada?

El curador de esta muestra virtual le preguntó a cada uno de los artistas por qué han fotografiado un determinado lugar, y luego compiló todas las respuestas –junto con las geniales fotografías-. Todas las imágenes y las historias detrás se pueden consultar en la página oficial del proyecto, donde además se pueden leer estas descripciones magnéticas. La exhibición de completa con otra pregunta, sobre la orientación hacia la fotografía de paisajes en general, sus principales influencias, y más. La idea del por qué es la que sirve de disparador. A continuación compartimos algunas de nuestras favoritas.

Me encanta la naturaleza omnipresente y abrumadora de las campañas de publicidad de Apple Computer, y también me encanta su paleta de colores. Es una linda jerarquía visual en imágenes que le habla a la relación que tiene nuestra cultura con la naturaleza.

En ese momento, estaba pasando de 2 a 4 meses por año en el mar trabajando como un pescador comercial. Pasé horas admirando el mar en sus formas siempre cambiantes.

Normalmente busco una locación particular, luz, o estructura, pero esto fue espontáneo. Las nubes grandes me hipnotizan, así que estaba mirando hacia esa dirección mientras daba vuelta la esquina y me encontré con esta imagen. Presioné los frenos en el medio de la carretera para ver mejor y estacioné mientras buscaba mi cámara. Generalmente hago mis fotos al atardecer, pero justo tenía mi cámara conmigo.

Me gustaba la idea de este lugar como “fuera de su tiempo”, en cierto sentido. No es un espacio invitante, pero su estado incompleto le da una sensación de apertura y posibilidad.