La BBC ha publicado recientemente un artículo muy interesante sobre la Lomografía, con una premisa que ciertamente puede despertar controversia: ¿las Lomo han salvado la fotografía analógica? El pasado 23 de noviembre, la Lomografía festejó su cumpleaños número 20, y ahora los rumores indican que Lomo podría estar dispuesta a comprar los derechos de muchas películas que solían ser fabricadas por Agfa y Kodak. No es ninguna novedad que Kodak ha estado vendiendo patentes y partes de su negocio desde que fue anunciada su quiebra, pero la llegada de Lomo a la ecuación nos aporta algo más interesante y concreto, sobre todo para los fanáticos analógicos.

Christian Rudman de The Photoblographer apunta, correctamente, lo siguiente en relación con esta novedad:

He estado cambiando mis compras de Kodak y Fuji a compañías que tienen un interés legítimo en expantir la cultura de la fotografía en film, compañías como Ilford y Lomography. Mientras que Lomo todavía no ha introducido una película que sea realmente suya, en lugar de una reversión de una película anterior, sí parece que están buscando reintroducir la película al mercado dentro y más allá de la comunidad fotográfica.

Es cierto que la Lomografía está cada vez ampliando más sus horizontes, presentando nuevas películas, reviviendo formatos, pero una compra de más derechos de Kodak sería más que interesante, y un avance profundo para la marca y para los fanáticos del movimiento. Recientemente han presentado nuevas películas y accesorios para el formato 110.

Recomendamos mucho el artículo original de la BBC, donde además nos cuentan sobre el comienzo del movimiento. En 1991, un grupo de estudiantes de Austria se topó con una Lomo en un viaje a Praga y se enamoraron de los efectos producidos por la película. Más adelante el proyecto se expandió y terminaron pidiéndole a la fábrica –con la ayuda del entonces alcalde de Moscú Vladimir Putin- que volviera a fabricar sus productos. Si no conocían esta historia, es interesante saberlo.

Foto: Cassart