A causa de las facilidades que nos da internet para trabajar a distancia, cada vez son más los equipos o empresas que no tienen que reunirse físicamente para reuniones o compartir material de trabajo. Dar con aplicaciones que ayuden a comunicarse mejor es clave para que el trabajo sea eficiente y Kadrige iSharing puede ser una de ellas.

Esta app para iPad permite compartir contenido de forma sincronizada con un grupo, sean presentaciones, PDFs, texto, imágenes, vídeo o páginas web de modo interactivo, de forma de que todos en una reunión a distancia puedan ver y trabajar sobre los mismos materiales, modificándolos a la vista de otros o tomando el turno de la palabra y explicando, preguntando o disertando sobre lo que todos ven en sus pantallas.

Kadrige es una empresa francesa que empezó en España hace 8 años trabajando sobre todo con la industria farmacéutica. Estas compañías necesitaban formar a sus equipos y comunicarles información muy específica sobre sus productos pero no podía hacer reuniones porque sus visitadores estaban continuamente viajando y tenerlos en un solo lugar durante un día les hacía perder mucho tiempo para visitar a clientes. Por lo que crearon esta aplicación pensando en ellos pero también en todas las personas que necesitan mostrar material desde su iPad y hacerlo desde una forma interactiva, a la manera de conferencias que no necesariamente necesitan de una buena conexión.

Aquí viene lo distintivo de Kadrige iSharing y es que como hemos podido comprobar, la app está hecha pensando en que habrá participantes de la sesión que no necesariamente se encuentran en lugares con buena señal de internet, entonces aunque ésta sea baja, la app funciona correctamente, porque sus contenidos están preparados y no dependen de la conexión.

Hay una serie de características que lo hacen especialmente interesante frente a otras herramientas:

  • Es muy visual y facilita la comunicación de conceptos e ideas
  • Es interactivo porque los participantes pueden editar, hablar haciendo uso del audio, escribir o señalar con dibujos sobre los materiales presentados
  • No se comparte la pantalla, sino el contenido: con lo que no hay riesgos de que otras personas puedan entrar en tu ordenador o ver otros archivos privados
  • Aunque la conexión de red no sea buena, funciona bien, porque los contenidos están precargados

Cómo funciona

Kadrige iSharing funciona creando sesiones. Al entrar en la aplicación, a la izquierda veremos una lista de sesiones ordenadas cronológicamente. Tocando en una de ellas accedemos y a partir de ese momento, el administrador podrá vernos a todos los que estemos dentro ya de la presentación. Una vez allí, quien tenga el mando de la sesión puede ir mostrando los materiales que ha preparado. Esto puede ser una presentación con imágenes y texto, sobre la que los participantes de la reunión pueden interactuar.

A la derecha hay un menú con las herramientas que tenemos para interactuar en el plano. Un pincel para seleccionar color y hacer trazos o dibujar y una caja de texto.

Si en determinado momento es necesario mostrar una página web actual, también puede hacerse, haciéndola accesible en la pantalla de todos los participantes y permitiendo que todos puedan hacer trazos o señalar cosas sobre la misma web. Algo que se me ocurre sumamente útil para equipos de diseño y desarrollo que trabajan de forma remota. El equipo de Kadrige nos cuenta que ya están trabajando para poder navegar incluso dentro de una aplicación en el propio iPad.

Por medio de un «turno de palabra», cualquier participante puede solicitar a la persona que está dirigiendo la presentación su momento para interactuar, sea mediante voz si hay audio o mediante el lápiz y las herramientas visuales, por lo que se mantiene un orden aunque los participantes sean numerosos.

Además permite que la presentación tenga documentos preparados para consulta de los participantes en cualquier momento. Muy conveniente para poner en PDFs las referencias documentales o lo que sea necesario revisar en el transcurso de la sesión para que los participantes los tengan a mano.

Aunque el iPad ya tiene una función para hacer screenshots, la herramienta incorpora un botón para ello que hace más fácil ir tomando notas visuales de los momentos de la sesión.

Mediante los módulos de voz, existe una utilidad por medio de la cual el formador o la persona que dirige la sesión puede hacer preguntas y con una herramienta los participantes pueden votar las opciones que se les presentan. Esta función es ideal para profesores o personas que la utilicen con fines educativos, o para encuestas dentro del equipo.

Desde el panel del administrador se administran los contenidos y usuarios, y se pueden también ver las estadísticas: quiénes se han conectado, en qué sesiones, cuántas veces, a qué horas, cuántas veces y de qué formas han participado. También permite a cada uno de los participantes volver a las sesiones grabadas, para reproducirlas otra vez y repasarlas en el caso de necesitar recordar conceptos.

Esta forma de mostrar lo que queremos explicar o mostrar, al ser visual es mucho más efectiva y permite una buena comunicación de contenidos a un grupo de personas. Al usar la función remota se ahorra mucho tiempo en desplazamientos y reuniones, por lo que sin dudas, Kadrige iSharing puede ser una opción muy recomendable para organizaciones que trabajan con equipos en remoto.

[Actualización] El precio para una licencia Kadrige iSharing for Meeting, Training and Education está aproximadamente en 50 € por usuario al mes, dependiente del numero de licencias compradas por el cliente. Según Kadrige, también están abiertos a ofrecer presupuestos para la oferta Premium a la carta con distintas funcionalidades incluyendo por ejemplo servidor dedicado o CRM integrado.