No creo que sea decisivo para alguien cómo una tablet aguanta los golpes, incluso los smartphones, más propensos a caerse, por un simple motivo: quien está convencido de un sistema o por otro, es más que por cómo el hardware aguanta las caídas. En todo caso, siempre es curioso ver cómo se caen los gadgets más deseados de estos tiempos; y a lo mejor nos llevamos una sorpresa.

Los que ya hicieron el droptest del Samsung Galaxy S III, los chicos de Android Authority, nos traen este vídeo. La sorpresa viene cuando el dispositivo de Apple aguanta mejor que el Nexus, teniendo en cuenta que los iPhones nunca fueron demasiado conocidos por su durabilidad, sobre todo desde el 4 y 4S, que por su cristal, eran bastante susceptibles a caídas.

Lo curioso es que los daños del iPad mini parecen más graves que los del Nexus en un segundo momento, aunque el iPad mini se mantiene operativo después del test, no como el Nexus, que deja de funcionar después de la segunda caída.

Si nos ponemos muy técnicos, las caídas no son exactamente iguales, por lo que los impactos pueden variar mucho y dar justamente en un punto clave de la estructura, aumentando o disminuyendo los daños considerablemente, pero aún así son caídas demostrativas (y no creo que quieran gastar más dispositivos haciendo estas pruebas).

¿No os gustaría poder tener un suministro de gadgets para poder ver cómo se caen al suelo?