Desde hace unos cuántos años, no muchos desgraciadamente, se viene reconociendo en España la labor de un fotógrafo otorgándole el Premio Nacional de Fotografía dotado con 30000 €. Hay muchos merecidos, como Alberto García Alix o Cristina García Rodero, o Rafael Sanz Lobato; y muchos que han generado polémica como el otorgado a la pareja Bleda y Rosa. Este año habrá unanimidad y aplausos al recaer el premio en Eugeni Forcano, de 86 años.

eugeni forcano

Eugeni Forcano nació en Canet de Mar en 1926. Desde pequeño le gustaba la fotografía, pero nunca pensó que terminaría siendo su fuente de ingresos. Ganó un concurso fotográfico de la extinta revista Destino y eso le llevó a trabajar en la misma. Cambió el ambiente de su pueblo por un mundo cultural que no habría podido conocer de otra manera. Él mismo se considera un fotógrafo autodidacta que aprendió gracias al trabajo.

Empezó a hacer reportajes y con el tiempo pudo meterse en el mundo de la moda, lo que le permitió dedicarse, en su tiempo libre, a lo que le gustaba, fotografiar a la gente que le llamaba la atención. Aunque se le puede considerar como un fotógrafo de calle, también ha experimentado con la fotografía surrealista y ha jugado con la luz, como podemos ver en su página web. Cabe destacar su relación con intelectuales de la talla de Josep Pla, que alabó sus fotografías y que llegaron a formar parte de las obras completas del genial escritor catalán.

A raíz de su premio, un fotógrafo de la talla de Gervasio Sánchez, no ha dudado en dedicarle las siguientes palabras:

Quienes vimos su exposición antológica en el Palau de la Virreina en Barcelona en 2005 nos quedamos de piedra: Qué fotógrafo más maravilloso y más olvidado. Qué fotógrafo más preciso y humilde. Qué talento, qué ojo. Ese mismo año lo traje a Albarracín (Teruel) al Seminario de Fotografía y Periodismo que dirijo cada año y dejó a todo el mundo con la boca abierta. Alguien lo denominó el Cartier Bresson de la Fotografía española y no se equivocó. Felicidades maestro y espero que disfrutes de este premio tan importante. A tus 86 años sigues siendo un niño.

Su obra no es muy conocida por el gran público (esperemos que ahora suene más), pero como decían, puede ser considerado como el Cartier Bresson español. Es un fotógrafo que tiene una mirada especial, un don para atrapar el momento, que es capaz de ver las líneas y las formas geométricas en sitios donde los demás sólo vemos instantes que quisiéramos haber captado.

Algunos le sitúan cerca de sus compañeros de generación como Xavier Miserachs o Catalá Roca (ganó el Premio Nacional de Artes Plásticas en 1983, cuando la fotografía no estaba bien valorada en la piel de toro), dos monstruos que hubiesen merecido también este premio. En 1962, como figura en su biografía, también coincidió, además de los citados, con Cualladó, Cantero, Gómez, Basté, Colom, Cubaró, Masats, Maspons y Ontañón, en una exposición colectiva que presentaron en París, Madrid y Barcelona, bajo el título de Once fotógrafos en París.

El jurado ha reconocido

la extraordinaria calidad de su trabajo, la perdurabilidad de sus imágenes, su larga trayectoria, destacando su capacidad de innovación y experimentación en el lenguaje fotográfico.

El jurado, como viene siendo costumbre, ha estado formado por varias personalidades del arte y la cultura y por el fotógrafo premiado el año pasado, Rafael Sanz Lobato. Este año han formado parte del mismo Antonio Javier Sánchez Luengo, jefe de área de Exposiciones Temporales de la Secretaría de Estado de Cultura; Juan Ramón Cirici, crítico y profesor titular de Historia del Arte de la Universidad de Cádiz; Lidija Sircelj, directora de Relaciones Institucionales del Círculo de Bellas Artes; Publio López Mondéjar, especialista en historia de la fotografía; Rosa Olivares, directora y editora de EXIT; Isabel Tajahuerce, delegada del rector para la Igualdad de la Universidad Complutense de Madrid. Ha actuado como presidente Jesús Prieto, director general de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas, y Begoña Torres, subdirectora general de Promoción de las Bellas Artes, como vicepresidenta.