Aunque muchos recuerden el Titanic por esa famosa película que se llevó tantos premios Oscar, la embarcación es también conocida por su trágico hundimiento. En la noche del 14 de abril de 1912, el barco de pasajeros más grande del mundo chocó con un iceberg y no lo resistió. Esa noche tuvo lugar uno de los desastres marítimos más grandes de la historia, que se cobró la vida de más de mil personas. A cien años de su hundimiento, salió a la venta lo que se sospecha que es la única fotografía sobreviviente del iceberg responsable. Se espera que, en una subasta, sea vendida por alrededor de U$S10.000.

La subasta se está llevando a cabo en la casa norteamericana RR Auction, bajo el atractivo nombre de “El Iceberg que hundió al Titanic” (The Iceberg that Sunk Titanic). Curiosamente, la fotografía no fue tomada por nadie que haya estado en el barco, sino por el Capitán de otra embarcación llamada S.S. Etonian, que pasó dos días antes del choque por la masa de hielo. En el frente de la fotografía se puede leer:

Copyright. Fotografía tomada por el Capitán W. F. Wood del S.S. Etonian el 12/04/12 en Latitud 41° 50 N Longitud 49° 50 W. El Titanic chocó el 14/4/12 y se hundió en 3 horas.

Las medidas de la fotografía son de 9.75×8 pulgadas. Esta es una de las fotografías escasas que existen sobre el iceberg. Ninguna fue tomada en el día del hundimiento, pero los expertos confían en que este iceberg retratado en la fotografía a la venta es el mismo que hundió al Titanic dos días después. Uno de los principales motivos está relacionado justamente con la fecha, se calcula que por el movimiento del Iceberg es el mismo, pero además su forma coincide con los bocetos realizados desde el Titanic –inclusive el dibujo realizado por el vigía que primero lo vio en el horizonte-. Y la forma del iceberg también coincide con la fotografía tomada por la nave Prinz Adalbert un día después del hundimiento.

De acuerdo con la casa subastadora, la diferencia en apariencia reside en el ángulo en que fue tomada la fotografía y el tiempo pasado. Los expertos en la historia del Titanic han validado que, en verdad, se trata del mismo iceberg. La subasta terminará el 16 de diciembre, con lo que podremos saber a qué precio se termina vendiendo esta imagen que, según nos dicen, es única.