Las redes sociales son uno de los servicios más utilizados en Internet a día de hoy, y prácticamente toda persona de mediana edad dispone de una cuenta en redes como Facebook. El hecho de que sean cada vez más personas las que deciden probarlas acaba por empujar a otras que en principio son reticentes y luego pueden acabar enganchadas.

Eraser
¿Acaso nunca hemos oido eso de … ¿Aún no tienes cuenta en Facebook? …? Es muy posible que hayamos sido nosotros los que formuláramos la pregunta, y seguramente en algún momento hemos pensado en darnos de baja, no en la que es la red social más grande de la red, sino en otras como Twitter o Google+, por ejemplo. La prensa y los medios suelen hacer un análisis alarmista de las mismas, y si bien es cierto que hay que publicar con cautela y hacer siempre un uso responsable, estar en la principales redes sociales no tiene por qué ser algo malo.

Si estamos cansados o por algún motivo hemos decidido que no queremos seguir en las mismas, he preparado una nota con accesos directos a la eliminación de nuestra cuenta en cinco de las principales redes y servicios sociales de la actualidad.

Facebook

Salir de Facebook no es tan difícil como parece, o al menos sus creadores no nos lo ponen así. La verdadera dificultad está en decidir si queremos eliminar la cuenta o no, ya que seguramente tengamos muchos contactos y material personal en la misma -motivos que a la vez pueden haberos traído a este post-.

Hay que tener en cuenta que una vez hayamos decidido pulsar el botón de desactivación, no podremos a volver atrás, perdiendo todo el contenido e información que habíamos añadido. Esto se traduce en amigos, fotografías, mensajes, y demás publicaciones en la red social más grande del mundo. ¿Demasiado drástico? Bueno, si queremos pensárnoslo, también tenemos la opción de desactivar nuestra cuenta en lugar de borrarla. Esto hará que se conserven todos los datos pero nadie pueda acceder a los mismos.

La siguiente opción es la definitiva, asi que pensároslo dos veces porque es un paso irreversible:

Baja permantente en Facebook

Twitter

Leyendo un poco las condiciones de baja, nos damos cuenta de que borrarse de Twitter es sencillo, aunque hay que tener en cuenta lo siguiente. Para empezar, la baja no es instantánea. Twitter.com se reserva el derecho de retener nuestros datos durante 30 días antes de que estos sean permanentemente borrados, es decir, tenemos un mes para pensarnos si definitivamente queremos desaparecer de Twitter, o no. Pasados los 30 días será imposible recuperar la cuenta.

Si queremos abrir una cuenta con el mismo usuario en el futuro, es conveniente que lo cambiemos y registremos una nueva cuenta para así reservarlo, aunque no creo que esto sea lo que queréis. Para daros de baja seguir el siguiente vínculo:

Baja permanente en Twitter

Google+

Si con Facebook y Twitter ha sido fácil darnos de baja, con Google no hay excepción. Al principio hubo bastantes críticas respecto a lo intrusiva que podía ser la capa social de Google, y es que tan pronto damos de alta una cuenta o iniciamos sesión por primera vez a través de un terminal Android, se nos da la opción de crear una cuenta de Google+ con un sólo clic. Afortunadamente darnos de baja es un paso también muy sencillo al que accedemos a través de la configuración de la cuenta.

Una vez allí, tenemos dos opciones: Borrar nuestros datos en Google+ o borrar los datos completos del perfil de Google, que no son otros que los datos básicos que los de Mountain View tienen sobre nosotros. Elegimos por tanto la primera opción, suponiendo que queramos conservar nuestra cuenta Google y mantener nuestra información en la misma.

Una vez eliminemos el contenido de Google+, perderemos los círculos creados, nuestros comentarios y los contenidos que hemos publicado en nuestra cuenta, de forma permanentnte, así que, de nuevo, pensaros si queréis hacerlo:

Baja permanente en Google+

Foursquare

Foursquare es una de las redes sociales más populares, y además un servicio que funciona muy bien debido a que no trata de competir con otros tipo Facebook: Se centra en la geolocalización del usuario.

Para darse de baja basta con acceder a nuestra cuenta desde un navegador web y acceder a las opciones de privacidad. Una vez allí encontraremos el vínculo de dar de baja la cuenta, el cual os ofrecemos a continuación. Por supuesto, vuelve a tratarse de un paso permanente que no podremos deshacer, asi que una vez que pulsemos el botón de desactivación perderemos todos nuestros contactos y también nuestro historial de check-ins, badges, etc.

Personalmente he tenido alguna mala experiencia con el servicio, y aunque siempre debería usarse así, volveré a repetirlo: Tratad de compartir vuestros check-ins únicamente con gente que conocéis, porque este servicio indica a vuestros contactos donde estáis, con quien estáis y cuando estáis, con todos los problemas para vuestra seguridad personal que esto podría conllevar si la información cae en malas manos:

Baja permanente en Foursquare

Tuenti

Última entrada de esta lista pero no por ello menos importante, y tampoco la última de las redes sociales. Tuenti es una red social muy popular en España, donde tiene incluso su propio operador de telefonía móvil. Me ha parecido bien incluirla por ser mayoritariamente usada por gente joven que puede desear darse de baja en un determinado momento.

Hacerlo es muy sencillo, y no dista mucho de cómo lo hacemos en el resto de redes sociales. Además, se nos da también opción a desactivarla temporal o permanentemente. Para lo primero basta con visitar las preferencias de nuestra cuenta, y allí buscar la opción de desactivar el perfil.

Si estamos completamente seguros de querer deshacernos del perfil de Tuenti, un paso permanente en el que perderemos mensajes, comentarios y fotografías subidas, bastará con que sigamos el siguiente vínculo:

Baja permanente en Tuenti

Resumen y conclusiones

Atención, los siguientes vínculos llevan directamente a las páginas de baja y/o desactivación de las principales redes sociales. Dependiendo de las condiciones que os hemos contado arriba, podréis dar un paso atrás y recuperarlas, o no, por lo que debéis estar totalmente seguros antes de hacerlo. Si es así, y deseáis daros de baje en las principales redes sociales definitivamente, he aquí la forma más rápida de hacerlo:

Ya estamos fuera de las redes sociales, y seguramente nuestra productividad se vea catapultada a cotas similares a en las que se encontraba antes de unirnos a citados servicios.

Sin embargo, hay que tener en cuenta una cosa. Si los motivos para salir de citadas redes sociales era la desaparición total de nuestra información en Internet, aún no lo hemos conseguido, y es que los datos públicos están al alcance de las arañas de buscadores como Google. Si, por ejemplo, nuestra timeline de Twitter era pública, seguramente podamos localizar nuestros mensajes en Google introduciendo el nombre de usuario como término de búsqueda. En la mayoría de los casos será un mal menor, aunque siempre podemos ponernos en contacto con el buscador de turno para intentar solucionarlo.

Como dijo alguna vez un amigo, lo que escribes en Internet queda en Internet, y razón no le faltaba, asi que como más vale prevenir que curar, si habéis decidido no dar de baja vuestras cuentas en las principales redes sociales, haced un buen uso de ellas. Al fin y al cabo, pueden ser una herramienta genial de cara a comunicarse o a otros fines.