La música encontró en internet un vehículo para circular, y ya no saldrá de ahí. Desde que eso sucedió, han surgido servicios como Spotify, que buscan una nueva forma de distribuir música vía internet, proponiendo un modelo de ingresos para los artistas y las discográficas. Hace apenas unas semanas, Google nos presentaba su plataforma de música, Google Play Music, y a raíz de eso, quisimos reseñar también un servicio similar, Amazon Cloud Player y su Tienda MP3.

Con más de un millón de álbumes a la venta en España, Amazon abrió en octubre su Tienda MP3, que se puso a disposición de los usuarios junto el servicio Amazon cloud player, para reproducir en diferentes dispositivos tanto la música comprada como la que ya tenemos en nuestra librería musical propia.

Amazon cloud player

El servicio de Amazon es muy similar en funciones y apariencia a Google Play Music, pero su gran diferencia es la cantidad de canciones propias que nos permite importar a la nube: Amazon cloud player nos deja subir 250 sin costo, mientras que en Google Play Music esta cantidad es de 20.000. Si queremos importar más canciones en el servicio de Amazon, podemos subir hasta 250.000 pagando 24,99 € al año. Las canciones se importan con una calidad de 256 Kbps.

Basándose en nuestra cuenta de Amazon, el servicio nos ofrece crear una librería donde podremos importar las canciones para tenerlas disponibles vía web o descargadas, tanto en PC y Mac como en los siguientes dispositivos: Kindle Fire, iPad, iPhone, iPod touch y los que utilicen Android.

Cómo empezar

Al entrar en Amazon cloud player deberás usar tu cuenta de Amazon. Una vez que has creado tu player, verás una librería vacía, con lo que el sistema te ofrece 2 opciones: importar tu música (hasta 250 canciones de forma gratuita) o comprarla en la Tienda MP3 de Amazon.

Si eliges Importar, deberás descargar un programa, Amazon Music Importer, mediante el enlace que encontrarás allí mismo. El importador de canciones funciona con Adobe Air, por lo que si no lo tienes instalado o actualizado, es algo que deberás tener en cuenta. La instalación tarda unos instantes si va todo bien y a partir de ahí ya puedes empezar a importar tu librería de música, que aparecerá automáticamente en la web y en los dispositivos que tengas autorizados.

Los formatos de archivos compatibles con el Amazon Music Importer son:

  • .mp3- Formato de archivo estándar, sin protección DRM (incluye los archivos comprados en la Tienda Amazon MP3)
  • .m4a – Archivos AAC (Windows y Mac, incluyendo archivos comprados en la tienda de iTunes) y archivos Lossless de Apple* (sólo Mac OS)
  • .wma* – Archivos del Reproductor de Windows Media (sólo Windows)
  • .wav* – Archivos de música no comprimidos
  • .ogg* – Archivos de audio Ogg Vorbis
  • .flac* – Archivos en formato Free Lossless Audio Codec
  • .aiff* – Formato de audio Audio Interchange

En los casos marcados con asterisco, Amazon los importará siempre que coincidan con su catálogo.

Para autorizar los 10 dispositivos que te permite el servicio, tienes que ir a tus ajustes de cuenta. Puedes anular la autorización de un dispositivo, pero ese espacio tardará 30 días en estar disponible. Una vez al año, Amazon te permite borrar todos los dispositivos autorizados inmediatamente.

Cuando haya terminado la importación, verás tu librería y ya puedes empezar a escuchar tu música. Tienes diferentes opciones para buscarla: canciones, álbumes, artistas, géneros, comprados, importados o las listas que tú quieras hacer. Desde cada canción también tienes opciones para editar la información de la canción, agregarla a una lista de reproducción, descargarla, borrarla o compartirla en Twitter o Facebook.

Al compartirla menciona los datos de la canción que estás escuchando e incluye un enlace en el que se pueden escuchar los primeros segundos de la canción.

Como vemos, una de las opciones es la de la descargar la música que tenemos en la librería, sea comprada o importada previamente. En las pruebas que hice no aparecieron rastros de DMR, por lo que compruebo con satisfacción que también este sistema es transparente con el usuario y le permite instalarlo en cualquier dispositivo donde pueda reproducir el archivo.

Para descargarla sin ir tema por tema, Amazon pone a nuestra disposición otro programita, el Amazon MP3 Downloader. Podremos preconfigurar desde los ajustes si queremos que las descargas se ejecuten automáticamente al comprar música nueva. También podremos definir si descargamos directamente a iTunes o a la carpeta que definamos.

Tienda MP3

Como nos tiene acostumbrados Amazon, peligrosamente para nuestro presupuesto, comprar es muy fácil y casi instantáneo, también en música, y las canciones que compremos se descargarán instantáneamente en nuestro player.

Hay más de un millón de álbumes donde elegir en la Tienda MP3, pero si apenas entrar te encuentras a Pablo Alborán, no te desanimes. También en música, Amazon sabe lo que prefieren sus usuarios y por eso, una de las mejores cosas de su tienda son sus recomendaciones. Se puede hacer una escucha previa de algunos segundos de las canciones antes de comprarlas, algo que puede ser interesante para los cazadores de música nueva.

Los precios parten desde 0,99 euros por canción, y la mayoría de los álbumes se encuentran en torno a los 10 euros, aunque Amazon también nos deja elegir por precio y hay 3 selecciones de álbumes a precios especiales: menos de 2,99 euros, de 3 a 5,99 euros y de 6 a 9,99 euros. En muchos casos, hay precios bastante más económicos comprando el álbum completo.

Conclusión

Como en otros servicios de Amazon, han cuidado al máximo la experiencia de usuario también en su Tienda MP3, haciendo que todos los procesos de compra sean rápidos y eficientes. Si a esto le sumamos que incluyas tu música en el ecosistema que Amazon tiene creado, parece una muy buena solución para quienes utilizan sus dispositivos que tiene audio incorporado.

7/10

La variedad de su catálogo es sumamente interesante y para mí suma muchos puntos a este servicio. Puedes encontrar con facilidad casi cualquier género o artista que busques. Haciendo un par de búsquedas encontré artistas y álbumes que no había visto en otros servicios similares. Las descargas funcionan igualmente bien después de comprar los temas o discos: son prácticamente instantáneas, y nos dan la tranquilidad de saber que podemos tenerlas en cualquier dispositivo o carpeta.

Echo de menos un espacio que dé la posibilidad a artistas desconocidos para que puedan subir su propia música, o algún sistema similar de recomendaciones.

Las 250 canciones que permite incorporar gratuitamente se me quedan un poco cortas cuando las comparo con el impresionante número de las 20.000 de Google Play Music, pero por otro lado la disponibilidad de la librería en todos los dispositivos, incluido iOS, es algo con lo que no cuenta (aún) Google, por lo menos de forma nativa.