Usuarios de Windows: ¿Alguna vez habéis tenido la necesidad de estar atentos a una ventana del sistema y esta no tenía la opción de Siempre encima, que nos ayuda a no perderla de vista? Si lleváis tiempo utilizando el sistema de Microsoft, seguramente la respuesta haya sido sí.

Ventana

La opción de Siempre Encima o Always on top es una característica disponible desde hace tiempo en algunas de las aplicaciones del sistema y también aplicaciones de terceros, y sirve precisamente para que no perdamos de vista una ventana cuando esta nos interesa, pero a la vez necesitamos seguir trabajando con otras. Los motivos pueden ser varios, desde estar esperando a que se complete una determinada operación hasta tener la necesidad de visualizar el progreso de algún proceso o información sobre alguno de los contenidos que consumimos en nuestro ordenador.

La mayoría de aplicaciones relacionadas con este último supuesto, como por ejemplo reproductores musicales que nos muestren la información sobre el tema que estamos escuchando, disponen de dicha opción, pero ¿Qué sucede si la aplicación no la tiene implementada y deseamos no perder de vista la ventana? El ejemplo más claro puede ser Google Chrome, un excelente navegador pero que carece de la función. Puesto que la mayor parte de las actividades que muchos desempeñamos se realizan a través del navegador, tener la posibilidad de dejar la ventana del mismo siempre encima puede ser muy interesante.

Buscando extensiones al respecto no he encontrado gran cosa, y lo que he visto no funconaba del todo bien, por lo que finalmente me he decantado por un pequeño programa con el que es posible hacer que cualquier ventana en Windows quede siempre encima con una simple combinación de teclas. Sencillamente llamada Always On Top, puede descargarse de DropBox, y bastará con que la ejecutemos para poder aplicarla a cualquier otra aplicación o programa.

Se trata de una aplicación portable que colocará un icono en la bandeja del sistema. Una vez la tengamos allí, bastará con utilizar la combinación Ctrl + Espacio, teniendo el foco de la ventana que queremos dejar encima, para no volver a perder de vista la aplicación. Y es así de sencillo, aunque tenemos tres opciones adicionales en la aplicación de la barra de tareas:

  • Suspender las teclas de acceso rápido
  • Pausar el script
  • Salir

La primera hará que Ctrl + Espacio pierda efecto, conservando las ventanas que ya hayamos puesto encima en su lugar. La segunda desbloqueará las ventanas, y la tercera simplemente cerrará la aplicación, aplicando las dos opciones al mismo tiempo. Una pequeña utilidad, nada intrusiva, que puede solucionar de forma sencilla los quebraderos de cabeza que más de uno hemos tenido durante años. ¿Por qué no existe una opción así de forma nativa en Windows?