Gestionar adecuadamente nuestra cartera de clientes es una tarea fundamental dentro de la gestión de cualquier empresa: direcciones de contacto, ofertas y descuentos u operaciones de venta son algunos de los aspectos que podemos cubrir dentro de este ámbito. No tiene sentido mantener toda esta información almacenada en distintos ficheros o sistemas de información puesto que nos resta efectividad y nos impide tener una visión global de nuestros clientes, máxime si trabajamos en equipo y debemos compartir toda esta información con el resto de compañeros del trabajo. Hoy en día son muchas las empresas que invierten en aplicaciones de CRM (Customer Relationship Management) para mantener centralizada toda la información y la actividad que realizan.

Streak

Dentro de operaciones algo más modestas, por ejemplo en una organización muy pequeña o porque ejerzamos nuestra actividad como freelances, quizás desplegar un CRM (gratuito o de pago) puede quedarnos algo grande y, quizás, no contemos con la infraestructura o conocimientos necesarios. Gmail es uno de los servicios de correo electrónico más utilizados por los usaurios y, de hecho, no es raro encontrar pequeñas empresas y profesionales independientes que usan un buzón en este servicio para establecer sus comunicaciones con proveedores y clientes.

En el caso que usemos Gmail con estos fines, existe una interesante extensión para Google Chrome que nos permite transformar el servicio de correo electrónico de Google en un CRM muy funcional puesto que agregará funciones con las que soportar operaciones de venta o contratos con nuestros clientes: Streak. ¿Una extensión de Chrome modificando Gmail? Puede sonar raro pero, realmente, no es la primera vez que nos encontramos con una situación similar puesto que la extensión, al entrar en Gmail, modifica su interfaz y agrega funcionalidades adicionales, en este caso un pequeño CRM.

Con Streak podremos mejorar la interfaz de Gmail para agrupar todos los mensajes enviados a un cliente concreto, realizar el seguimiento de nuestros mensajes (añadiendo notas o completando la ficha que mantenemos con los datos del cliente), las ventas realizadas, los mensajes intercambiados con los clientes y nuestros colaboradores, crear plantillas con los “mensajes tipo” que solemos utilizar y programar el envío de mensajes (para que se envíen, por ejemplo, en las horas que sabemos que tendrán mayor aceptación).

Teniendo en cuenta que la aplicación, entre otros idiomas, incluye soporte para español, puede ser una muy buena opción gratuita para gestionar mejor nuestra cartera de clientes y las comunicaciones que cursamos con ellos.