Samsung fue el primero en presentar su apuesta con Windows Phone 8, el ATIV S, pero desde ahí no hemos vuelto a saber mucho sobre los coreanos y Windows Phone 8, hasta que Graham Long, vice presidente del departamento de IT de Samsung en Reino Unido hizo unas declaraciones interesante sobre el futuro del sistema de Microsoft en las empresas.

Y es que desde Samsung consideran este nuevo sistema (del cual sabremos todos los detalles este 29 de octubre) como una oportunidad para poder brindarle a las empresas de un portafolio completo de productos:

El lanzamiento de Windows 8 nos da la oportunidad de tener todo, desde el smartphone al PC en un solo paquete.

Es decir, es la oportunidad de vender todo lo necesario a una empresa bajo un solo ecosistema que se puede manejar con las mismas reglas de IT; basados en el éxito de los PC, los encargados de las compañías están más abiertos a tablets con Windows y teléfonos con Windows Phone; aunque Apple domine el mercado de forma abrumadora, siempre es más fácil controlar un sistema cuyas directivas de seguridad ya conoces.

Lo curioso es que Samsung apoya a Windows Phone para la empresa en lugar de su bastión histórico en los móviles: Android, pero no es sorprendente, ya que no demasiada gente confía en él para guardar datos confidenciales, y con razón. Además, casi la mitad de los profesionales de IT planeaban estandarizar todos los productos de su empresa bajo el logo de Microsoft en una encuesta reciente de ThinkEquity.

Pero, a veces, me resulta complicado creerle a Samsung, ya que su apuesta en Windows Phone 8 no es de las mejores que tenemos disponibles, casi como si no hubieras trabajado en un terminal que siguiera las líneas de Windows Phone, sino que tomaron el diseño de uno de sus Android y plasmaron WP8 dentro de él, además de seguir usando plásticos. Por otro lado, sus Samsung Smart PC con Windows 8 y Samsung Series 9 me parecen apuestas mucho más interesantes que el ATIV S.