Gestionar la presencia online de una marca o una empresa es algo más que abrir una página en Facebook, un perfil en Twitter y publicar de manera esporádica lo que se nos va ocurriendo; es una tarea algo más compleja que requiere la elaboración de una estrategia en la que analizamos nuestro público objetivo, la línea editorial que vamos a seguir o, entre otras cosas, las redes sociales en las que vamos a tener presencia (y cuya actividad va a revertir en un impacto positivo sobre nuestro negocio) y las métricas que vamos a usar para medir nuestro impacto y realizar un seguimiento de nuestra actividad. A la hora de medir nuestra actividad y el impacto que ha causado, Facebook nos ofrece Facebook Insights pero otras redes, como Twitter o Instagram, aún no nos ofrecen este tipo de recursos y tenemos que recurrir a servicios de terceros que usan las APIs disponibles para ayudarnos en esta tarea. Teniendo en cuenta que Instagram concentra ya al 40% de las marcas más importantes el mundo, medir el impacto de nuestra actividad (sobre todo si gestionamos el perfil de un tercero) es importante cara a replantear nuestra estrategia o medir su eficiacia; algo que podremos realizar mediante Nitrogram.

nitrogram analisis jamie oliver

Si bien en Instagram podemos tener una idea del impacto directo de nuestra actividad, mediante los likes recibidos y los comentarios que nos dejan otros usuarios, estos datos datos pueden quedarse cortos y perder el «impacto secundario» de nuestras publicaciones, es decir, gente que accede a nuestras fotos a través de la actividad de otro usuario que nos sigue (o que ha realizado un comentario) y, por tanto, visualiza el contenido que hemos subido gracias al «boca a boca» virtual.

Con esta idea, Nitrogram nos ofrece, de manera gratuita, una representación gráfica de nuestra actividad (fotos publicadas) durante la última semana, el último mes o el último año y, además, una estimación del impacto (engagement) que hemos tenido entre los comentarios y likes recibidos como el número potencial de usuarios que hemos alcanzado (los usuarios que siguen la actividad de los usuarios que interactuaron con nuestra publicación). Por otro lado, dentro de estas tres ventanas temporales (semana, mes y año) podremos ordenar las fotos publicadas según su antigüedad, los likes recibidos o los comentarios generados, obteniendo así una referencia rápida de nuestra actividad.

La sección de analítica de Nitrogram me parece bastante interesante, sobre todo si tenemos en cuenta que es una aplicación gratuita (aunque hay opción de ponerse en contacto con la empresa que la gestiona para obtener funcionalidades más avanzadas previo pago) porque, además de gestionar nuestra actividad (puesto que para acceder usaremos nuestro usuario de Instagram), tendremos la opción de realizar búsquedas de hashtags y la actividad de otros usuarios (algo muy interesante si gestionamos varios perfiles o queremos comparar nuestra actividad con la de la competencia o con algún perfil que consideremos de referencia).

Nitrogram Jamie Oliver (2)

Quizás para un usuario de manera particular una aplicación así nos quede algo grande (salvo que Instagram forme parte de nuestra estrategia de marca personal o seamos Jamie Oliver, cuya actividad en Instagram tiene un gran impacto) pero puede ser un interesante instrumento cara a analizar el impacto de la estrategia de presencia de una marca en Instagram.

Como extra adicional, Nitrogram también nos permite crear una galería de imágenes con nuestras fotos y las de otros usuarios (ya sea buscando por un nombre de usuario o a través de un hashtag) que luego podremos insertar en Facebook o en cualquier web (todavía el código específico para WordPress y para Tumblr no están disponibles) a modo de slideshow o como un mosaico de imágenes.