Generalmente recomendamos a los usuarios que tengan cuidado con las aplicaciones que instalan en Facebook. ¿Por qué? Porque requieren una cantidad importante de permisos y tenemos que asegurarnos que esta aplicación proviene de una fuente confiable antes de instalarla. Pero del lado de los desarrolladores de aplicaciones también podemos seguir una serie de precauciones para garantizar la máxima cantidad de instalaciones.

Cuando desarrollamos una aplicación es obvio que tenemos en mente las necesidades del usuario y su mejor interés. Es lo mismo con los permisos. Desde Facebook Developers recomiendan únicamente usar los premisos extendidos a medida que se va presentando esa necesidad en las aplicaciones. Estamos de acuerdo. Además, recomiendan que para aumentar la cantidad de aplicaciones no pidamos más de 3 permisos iniciales.

No soy desarrolladora de apps para Facebook, pero he visto casos de éxito –y casos de fracasos rotundos- basados en los permisos de las aplicaciones. Por eso, recomiendo 4 claves para tener en cuenta a la hora de pedir permisos de instalación.

  • Claridad completa: tratemos de mantener una claridad cuando le pedimos a los usuarios que instalen nuestra aplicación. El nombre correcto, la información del desarrollador accesible, y todo lo que podamos agregar para hacer de la experiencia del usuario algo bien informado.

  • Explicaciones: en relación a esto, si estamos pidiendo demasiados permisos porque no nos queda otra opción, entonces podemos explicar al usuario –generalmente a través de una landing page que se puede activar cuando el usuario declina por primera vez los permisos– para qué lo vamos a usar. Esto puede ser muy exitoso para lograr una mayor cantidad de instalaciones.

  • Permisos limitados: así como lo recomienda Facebook Developers, estamos de acuerdo. No deberíamos pedir más de 2 o 3 permisos con la instalación de la aplicación. Esto dejará más tranquilos a los usuarios que están algo paranoicos con el tema de permisos. Y si necesitamos sí o sí más permisos, podemos probar con…

  • Permisos progresivos: a medida que el usuario va usando la aplicación le podemos ir pidiendo los permisos. Por ejemplo, si necesitamos publicar en su muro alguna de sus actividades, podemos pedírselo después para garantizar que él tiene el derecho a declinar si no quiere publicaciones, pero ya tener la aplicación en uso.

¿Qué otras recomendaciones tienen para garantizar un mejor índice de instalaciones para las aplicaciones de Facebook?