La fotografía de aves normalmente es algo complicado, tanto por la paciencia, esfuerzo y conocimientos que se requieren para lograr un buen acercamiento, como por necesitar un equipo muy específico y caro si se quiere hacer con garantías. La alternativa de Bryson Lovett sin embargo lo convierte en algo fácil y cómodo, que se puede hacer tranquilamente en el sofá con un teléfono, tablet o PC. Algo en las antípodas de cargar con un pesado teleobjetivo para estar esperando horas en un hide.

El proyecto Bird Photo Booth de Bryson Lovett se trata de un comedero para pájaros con una cabina de madera. Esta cabina esta diseñada para alojar un iPhone, iPod touch o GoPro y controlarlos remotamente.

Una vez colocado en el compartimento correspondiente -en el caso de la GoPro trae también un hueco para el transmisor Wifi- queda orientada hacia el comedero. Cuenta además con una lente macro porque los pájaros estarán realmente cerca.

Luego elegimos el medio que prefiramos para controlar el iPhone, iPod touch o GoPro -en la página nos sugieren varios- y sólo nos queda esperar tranquilamente a que se acerquen los pájaros.

El proyecto busca financiación a través de KickStarter. Allí se puede reservar por 150 $, incluyendo el mencionado adaptador macro y un filtro polarizador, así como los soportes para iPhone o iPod touch y GoPro.