Twitter es uno de los servicios de Internet que más utilizo en la actualidad, y uno de mis favoritos. Es una red social, pero es mucho más que eso. Es un sitio donde estar al tanto de lo que sucede actualmente, y cuando digo actualmente me refiero a en éste preciso momento.

new-twitter-logo

Por ejemplo, últimamente se viene hablando mucho de lo que influyen servicios como este a la hora de convocar de forma espontánea a los ciudadanos para eventos, movilizaciones… Da la sensación de que se trata de un servicio realmente social, en el que podemos encontrar desde comentarios estúpidos o de broma hasta periodismo del más alto nivel. De hecho, creo que Twitter es el servicio ideal para comunicar de forma clara y concisa los eventos que están sucediendo alrededor del periodista, alguien en con quien ahora podemos identificarnos porque nosotros mismos podemos ser ellos, con permiso siempre a su profesión.

El problema de Twitter es que tal vez la curva de aprendizaje sea más acentuada que la de otros servicios, y no es que sea por falta de sencillez -al fin y al cabo se trata de un servicio que sirve para enviar mensajes de tan sólo 140 caracteres- sino por su concepto y su condición de único.

Desde aquí invito a cualquiera que no lo haya probado, o que no se haya sentido cómodo al hacerlo, a descubrirlo o redescubrirlo, y ahora es más fácil que nunca ya que hay herramientas que nos permiten dar nuestros primeros pasos e incluso seguir a determinadas personas sin siquiera crear una cuenta.

Se llama TweetReader, y lamentablemente de momento sólo está disponible para Windows Phone, aunque eso no deja de quitarle mérito y de que le llamemos una buenísima idea.

Hay cierta polémica, porque hay quien la tacha como una herramienta de stalkers, para seguir a gente sin que estos se den cuenta, y aunque sea cierto que eso se puede hacer, también podemos hacerlo en el propio Twitter, aunuqe para guardarle en una lista o en nuestra timeline primero debemos tener una, y para eso hay que tener una cuenta.

La verdadera potencia de TweetReader está en proporcionar un servicio similar al que proporciona la red social, pero sólo para lectura. No podremos interactuar con nadie, ni siquiera publicar tuits. Es por tanto, una herramienta para disfrutar de los contenidos de otras personas.

Seguir un trending topic (temás más hablados) o a cualquier persona, siempre que esta no tenga sus mensajes protegidos, está ahora al alcance de alguien que ni siquiera tenga una cuenta.

¿Cómo se utiliza? De forma muy sencilla. Para poblar la TimeLine, bastará con utilizar el botón following, y buscar al usuario o usuarios que queremos seguir. Una opción interesante es la de sugerencias, que nos ayudará a encontrar otros usuarios en base a los que ya seguimos.

TweetReader es por supuesto gratuito, por cierto.