La temática del día de ayer fue, sin dudas, la llegada del nuevo iPhone 5, el móvil de Apple que ha revolucionado el  mundo de la tecnología. A nosotros por supuesto lo único que nos interesa es la cámara, que se está transformando en la compacta de esta era.

No hay demasiadas novedades en este departamento, lamentablemente. La cámara del iPhone 5 cuenta con un sensor de 8 megapíxeles retroiluminado con una resolución máxima de 3264 x 2448, igual al modelo anterior. Las novedades que sí introducen son un cristal especial para proteger el lente y mejorar su limpieza, por ejemplo, de las pelusas que se pueden acumular por llevar el teléfono en el bolsillo.

Apple afirma que la cámara es mucho mejor, y parece que tiene mucho que ver con el nuevo procesador A6, mucho más poderoso. Lo que sucederá es que capturará las fotos mucho más rápido, una evolución completamente natural si vemos cómo se está moviendo su competencia y el tipo de procesadores que está usando.

Otra de las novedades que se introducen es el modo Swipe Panorama, que permite crear paneos de 28 megapíxeles, super anchos, con un único movimiento de cámara. Con esto se equipara al modo Sweep Panorama de su competencia, Sony –casualidades del nombre, parece-. Por otro lado, la cámara frontal del equipo ahora cuenta con una cámara de 720p y tiene la posibilidad de funcionar en Face Time.

Finalmente, pasamos al video. La captura no ha variado de 1080p, pero parece que se ha estabilizado bastante la imagen, además de sumar detección de rostros durante la grabación de los videos. En definitiva, parece que Apple se ha dedicado a innovar en otros sentidos, y aunque tendremos que sostener y usar la cámara para poder comprobar todos estos avances anunciados, siguen siendo un equipo celular con una buena cámara.