Hace poco menos de un mes, ALTFoto propuso a todos los lectores que enviaran una fotografía para saber cómo se podría revelar. El procedimiento es sencillo:

Paso-por-ACR

  1. Envía una petición a este post.
  2. Nos pondremos en contacto contigo a través de tu correo electrónico.
  3. Envíanos la foto tal como ha salido de tu cámara -a través de Dropbox, Google Drive, Skydrive, Cubby-… o correo electrónico si pesa poco el archivo. Sería estupendo que estuviera en formato RAW, pero no es imprescindible.
  4. Haremos una crítica constructiva y veremos paso por paso cómo revelar la imagen hasta conseguir el mejor resultado.

La idea es que todos aprendamos e incluso que la gente proponga soluciones distintas para diversos problemas. Si la convocatoria tiene éxito, podríamos intercambiar archivos y ver interpretaciones distintas de una misma fotografía. Animaros.

Hoy pongo una foto personal tomada en el País Vasco en Donostia- San Sebastián, una de las ciudades más hermosas que te puedes encontrar por el ancho mundo. Está hecha en uno de los miradores de la playa de la Concha. Todos los que suben hacen la consabida foto, pero yo me di la vuelta, para ver qué había detrás de una visión espectacular. Y esto es lo que vi.

La previsualización que hice fue en blanco y negro y jugar con las lineas rectas de lo postes y el abigarrado juego de las ramas del árbol, lo más sencillo posible. El cielo era plomizo, estaba a punto de llover, como pasa muchas veces en el norte, por lo que la luz era estupenda. Puse el diafragma más cerrado que pude sin comprometer la velocidad de obturación. Si aquel día hubiese cogido el trípode…

La medición está hecha, como no, en el cielo. Da como resultado una fotografía excesivamente brillante, al contrario de cómo la veía, pero así puedo jugar en el revelado con la máxima información posible. Encima está en formato RAW. El objetivo utilizado es un zoom que no he dudado en vender en cuanto pude, por su excesivo viñeteado e innecesario para el tipo de fotografía que realizo. Venía en el kit.

Y ahora vamos a ver paso por paso cómo llegué al resultado que abre este artículo. Ahora trabajo de otra manera, con objetos inteligentes, pero este método es perfectamente válido:

  • Abrimos la foto en Adobe Camera RAW, con los ajustes a cero, salvo el Brillo, el Contraste y la Claridad, que tengo siempre a esos valores de partida. ¿Cómo? Pinchando en el icono de Propiedades de las pestañas y marcando la opción Guardar nuevos valores por defecto de RAW de cámara.

001

  • Reencuadramos la imagen para eliminar todo lo que sobra desde mi punto de vista. El formato cuadrado lo conseguimos con la herramienta Recortar (C) y pinchando en la foto con el botón derecho y seleccionando 1 a 1. Jugar con tres formas es una forma de componer.

002

  • Vamos a la pestaña Correcciones de lente y pinchamos en Activar correcciones de perfil de lente. El objetivo está en la base de datos del programa. Importante que no se nos olvide marcar también Quitar la aberración cromática. Así eliminamos por software todos los problemas del objetivo, que no son pocos.

003

  • Pasamos la fotografía a blanco y negro en la pestaña HSL/ Escala de grises. Es mejor dejar los valores de todos los deslizadores a cero e ir a la pestaña Básico. Es el momento de ajustar los valores clásicos de Exposición, Negros, Brillo y Contraste, aunque este último caso es mejor solucionarlo en la pestaña Curvas. Prefiero no utilizar Recuperación y Luz de relleno salvo en caso que sea estrictamente necesario, como fotos muy subexpuestas o muy quemadas.

004

  • Ahora volvemos a la pestaña HSL/Escala de grises. No conviene abusar de los deslizadores y no pasar de valores +/- 50 para evitar problemas de posterización. Los valores negativos quitan luminosidad de un color y valores positivos la añaden. Con la herramienta Ajuste  de destino (T) podemos ser más precisos al pinchar sobre el valor que queremos modificar.

005

Y ya poco más se puede hacer en ACR. En el próximo post terminaremos la fotografía en Ps, para darle los toques finales.