La cantidad de contenidos que circulan por la red es enorme y crece a un ritmo casi de vértigo en el que generamos algo más de 1,8 de zettabytes de información al año. Lógicamente, ante tanta variedad de información, lo más recomendable es segmentarla y filtrarla para quedarnos únicamente con lo que nos es útil y almacenar el enlace en nuestros marcadores, capturar parte del texto y guardarlo en nuestra libreta de Evernote o directamente guardar la web y almacenarla en nuestro ordenador o en algún sistema de almacenamiento en la nube. Almacenar la web completa, aunque pueda parecer algo exagerado, en determinadas situaciones puede que nos haga falta para poder consultar la información sin estar conectados o, simplemente, para realizar modificaciones sobre un boceto real y presentarle a nuestros clientes un rediseño de su página web. Si somos usuarios de Google Chrome, entre todo el maremágnum de extensiones disponible podremos encontrar una extensión que nos puede ayudar a realizar este tipo de tareas: PageArchiver.

Url address

Con PageArchiver es una extensión con la que hacer algo más sencillo el almacenamiento de una página web completa, es decir, guardar la página (o páginas, puesto que puede almacenar todas las pestañas que tengamos abiertas) y sus imágenes. La idea es que por medio de esta extensión nos hagamos de nuestra propia colección de páginas web imprescindibles o de interés para poder consultarlas en cualquier momento y sin necesidad de estar conectados a una red de datos con salida a Internet.

Además de guardar las páginas, la extensión nos permitirá abrir archivos comprimidos en formato zip y que contengan páginas web para visualizar a éstas desde Google Chrome o, por ejemplo tratar este código HTML que hemos descargado para mejorar nuestra página o escudriñar el código HTML. La barra de búsquedas de Google (el archiconocido Omnibox) también funcionará con esta extensión y desde ahí podremos realizar búsquedas entre las páginas offline que mantenemos y, para encontrar más rápido las páginas, podremos etiquetarlas y, por tanto, segmentarlas temáticamente.