Hace unas semanas Microsoft nos sorprendía jubilando su histórico Hotmail y lanzando Outlook.com. Aunque es un gran avance, y para mi gusto supera a Gmail a nivel de interfaz, este nuevo servicio sigue adoleciendo uno de los grandes problemas de su antecesor, la falta de sincronización IMAP.

De esta forma los usuarios de cualquier cliente que no soporte el protocolo Microsoft Exchange, no podrán usarlo si no es por el desfasado protocolo POP3, que presenta muchas carencias. La respuesta ante esto de un miembro del equipo encargado fue que «IMAP es un protocolo viejo que sólo soporta sincronización de correo (no personas ni calendarios)». Lo cierto es que podría decir lo mismo de POP3, que es incluso anterior a IMAP.

Otro miembro del equipo decía que esperaba que » en algún momento del futuro soporten IMAP en Outlook», a la vez que admitía que el soporte para el cliente Mac, en la actualidad, no es el óptimo. En Redmond lo saben y están trabajando en ello.

Por el momento, los usuarios de Outlook.com que además sean maqueros se verán forzados a usar POP3 o el cliente web para acceder al correo, mientras que los usuarios de Windows podrán, además, usar el cliente Windows Live Mail o bien una extensión para Outlook.

¿En algún momento veremos un Outlook for Mac? Es pronto para saberlo. Microsoft se inclina hacia el uso de Exchange ActiveSync, que ya soportan una gran cantidad de dispositivos, incluyendo los WindowsPhone, iPhone, y en parte las propias aplicaciones incluidas en OS X.