.NET sigue siendo la tecnología que Microsoft quiere impulsar de cara a la programación de aplicaciones, ya sean de escritorio o web, y prueba de ello es que Windows 8 incluirá una versión renovada de .NET Framework 4, el motor que ejecuta las últimas aplicaciones.

Windows 8

La versión, .NET Framework 4.5, es una revisión de la citada cuarta versión con muchas novedades, aunque de cara al usuario tal vez lo sea más que la nueva versión de Windows no vaya a incluir soporte para versiones anteriores a .NET Framework 3.5, algo que no debería ser un gran problema pero que puede hacer que dejemos de ejecutar aplicaciones que han quedado sin soporte o que ya no son renovadas.

Afortunadamente, y aunque parezca mentira, el sistema sí cuenta con soporte para los Frameworks 3.5, 3.0 y 2.0, aunque está desactivado por defecto. Esto provoca que cuando tratamos -o tratemos en la versión final que saldrá pronto- de ejecutar aplicaciones construidas con dichas librerías, el sistema suelte errores aleatorios que pueden invitarnos a instalar versiones antiguas, o no.

La solución es sencilla. Basta con ir al Panel de Control (utilizando la tecla Windows si estamos en la interfaz Metro) y en la opción de Programas acceder a la sección de Activar o desactivar características de Windows. Ahora sólo basta con localizar la opción de .NET Framework 3.5 e inferiores y marcar el check. Windows se encargará de descargar automáticamente las nuevas -antiguas- librerías y no deberíamos volver a tener problemas con aplicaciones antiguas.