La presentación oficial de Windows 8 está cada vez más cerca y en Microsoft esta vez parecen estar mucho más «preocupados» por los usuarios que en ocasiones anteriores. Los rumores de Surface por menos de 200 dólares, y la posibilidad de actualizar el sistema operativo totalmente en línea por solo 40, entre otras cosas, son indicadores de que esta vez los de Redmond quieren hacer las cosas mejor.

Además de lo comentado anteriormente, se han dado a conocer algunas opciones adicionales para los usuarios que hayan comprado un ordenador con Windows 7 recientemente y deseen actualizar sus sistemas a Windows 8, una vez que sea lanzado oficialmente al mercado el próximo 26 de octubre.

Windows 8 Promo

La oferta en cuestión es valida para todas las personas que adquieran una computadora nueva con Windows 7, entre el 2 de junio de 2012 y el 31 de enero de 2013. Los usuarios que se registren para participar en la promoción podrán obtener la actualización a Windows 8 por solo 14,99 dólares, y de igual forma 14,99 euros para las persona de países del viejo continente.

Por el referido precio, los usuarios recibirán a través de descarga directa la actualización a Windows 8 en su versión Pro, junto algunas características que no estarán disponibles por defecto en la versión más básica como, por ejemplo, las opciones de cifrado, políticas de grupo y nombres de domino. Aquellos usuarios que prefieran obtener el disco físico para realizar la instalación podrán solicitarlo por un costo adicional. Un detalle interesante es que, dependiendo del país, además de tarjeta de crédito algunos usuarios podrán pagar por la oferta en moneda local, así como también podrán elegir métodos de pago alternativos como Paypal. Algo que no vendrá incluido dentro de la promoción será el Windows Media Center, aunque no es algo que sorprenda, pues ya se había anunciado con anterioridad que este se comercializaría como un paquete por separado.

Algunos detalles a tener en cuenta sobre la promoción:

  • Los usuarios que participen serán notificados sobre la disponibilidad para descargar su copia de Windows 8 Pro, a partir del 26 de octubre de 2012.

  • Microsoft ofrecerá un asistente que comprobará la compatibilidad de Windows 8 Pro con el hardware y software disponible en el ordenador donde se va a realizar la instalación y alertara sobre problemas e incompatibilidades.

  • Al momento de aplicar para la promoción, Microsoft solicitará los datos personales del usuario, así como datos relacionados con el equipo y la fecha en que fue adquirido.

  • Con la oferta solo será posible actualizar el ordenador una vez, y cada usuario podrá registrarse hasta un máximo de 5 veces. Es decir, una misma persona pueden pagar por 5 actualizaciones para el mismo número de ordenadores distintos.

  • La promoción estará abierta hasta el 28 de febrero de 2012, de manera tal que si decides comprar una nueva computadora a principios del próximo año, aún podrás optar por ella.

  • Y el detalle más interesante, es que la actualización podría instalarse en un ordenador distinto al registrado al momento de aplicar por la oferta.

Los usuarios que no puedan acceder a la promoción, como ya se había anticipado, podrán actualizar desde Windows XP, Windows Vista o Windows 7 hacia Windows 8 Pro, por solo 39,99 dólares. Un precio mucho más bajo de lo que nos tenia acostumbrados Microsoft, y una de las principales causas de piratería de su sistema operativo.

Mientras esperamos por que llegue el 26 de octubre, Microsoft ofrece la posibilidad de probar Windows 8 RTM, de manera gratuita por 90 días. O probablemente pueda interesarte conocer un poco sobre los detalles de la versión final de Windows 8 que se filtró hace unos días.

Realmente dudo que la verdadera motivación de Microsoft para todo esto sean los usuarios, aunque en efecto nos veremos beneficiados, pero algo que si es seguro es la avalancha de ventas que tendrá Windows 8 con estos precios de introducción. Si las cosas salen como están previstas, el nuevo sistema operativo de las ventanitas escalará a los primeros lugares en poco tiempo y sin muchos inconvenientes. Esperaremos.