Aunque realmente nunca ha estado muerta, la línea de comandos de Windows es una de las características que muchos de los usuarios jamás han tocado y, probablemente, los más jóvenes ni siquiera han oído hablar de ella anteriormente. Pero lo cierto es que permanece allí en las entrañas del Sistema Operativo, y continuará presente incluso en Windows 8.

Nadie discute que el interprete de línea de comandos de Windows es muy inferior -en muchos aspectos- a la consola de cualquier Sistema Operativo basado en Unix, pero aún así, hay cosas interesantes que se pueden hacer con el si conocemos los comandos adecuados.

Para los menos experimentados, abrir el interprete de línea de comandos en Windows 7, es tan simple como hacer clic en el botón de Inicio, escribir cmd y presionar enter. Una vez que se abra la ventana con el fondo de color negro, estás listo para comenzar a ingresar comandos.

  • Para comprobar la aplicación asociada a un tipo de archivo en particular, podemos utiliza el comando assoc, seguido de la extensión de archivo que deseamos conocer, esto sería, por ejemplo: assoc .mp3, el resultado será una línea con el nombre de programa encargo de reproducir nuestros mp3.

  • Si te encuentras en la situación de tener 2 archivos de texto similares y necesitas compararlos para estar seguro de si existen o no diferencias entre ellos, puedes hacerlo con el comando fc seguido de los nombres de los archivos que vamos a comparar, por ejemplo: fc index1.php index2.php, el resultado nos mostrará línea por línea de texto la diferencia entre uno fichero y otro.

  • Cuando necesitas conocer los datos básicos de la configuración de red de tu ordenador como, por ejemplo, la dirección IP, puedes emplear el comando ipconfig.

  • Para realizar un diagnostico simple del estado de tu conexión de Internet, puedes emplear el comando ping, acompañado de la dirección IP o nombre de dominio de algún sitio popular, ejemplo: ping 74.125.137.138. Así comprobarás si todos los paquetes de datos están llegando a su destino correctamente o si efectivamente existe un problema en la conexión.

  • Si necesitas ver un listado de todas las conexiones de red activas actualmente en tu ordenador, utiliza el comando netstat. La idea principal de esto es analizar detalladamente cada conexión y asegurarnos de que no existe, por ejemplo, algún malware actuando en nuestro sistema, consumiendo ancho de banda.

  • Con el comando tasklist puedes generar una lista procesos que se están ejecutando en el ordenador. Por cada proceso activo veremos como resultado: El nombre (Image name), su ID (PID), nombre y número de sesión, y el la memoria que está consumiendo.

  • Si al usar el comando anterior determinas que hay un proceso que está consumiendo demasiados recursos y quieres matarlo para liberar memoria, puedes utilizar el comando taskkill seguido de nombre del proceso (en la columna Image name, del comando anterior).

  • Después de ser atacados por un virus, lo recomendable para estar tranquilos es formatear el ordenador. Sin embargo, existe la posibilidad de comprobar la integridad de los archivos -importantes- del sistema y descubrir si han sido afectados o no por el malware. Usando el comando sfc /VERIFYFILE=, seguido de la ruta completa del archivo, por ejemplo: sfc /VERIFYFILE=c:windowssystem32kernel32.dll. Para usar este comando debemos tener privilegios de administrador.

  • También podemos realizar una comprobación de la integridad de todos los archivos del sistema, haciendo uso del comando sfc /scannow

  • Además de estos, existe un gran número de comandos adicionales. Para ver una lista de todos ellos, ingresa help en la línea de comandos.

Finalmente, muchos de estos comandos admiten o requieren el uso de parámetros para realizar otras funciones. Para conocer la lista de parámetros aceptados por cada uno, coloca los simbolos -? después del comando que deseas utilizar.