Hace menos de un mes, Marissa Mayer, una de las mujeres más importantes del mundo tecnológico dejaba su empleo en Google, luego de 13 años, para convertirse en la nueva CEO de Yahoo. Desde entonces ha estado revisando el estado general de los negocios de la compañía y ya comienzan a aparecer las primeras informaciones relacionadas con los cambios que quiere aplicar para revertir la situación crítica en la que se encuentra el segundo buscador más importante de Internet.

De manera más concreta, Mayer ha estado reuniéndose con los responsables de los productos más importantes de Yahoo, su buscador y su servicio de correo electrónico, los cuales han experimentando un descenso preocupante en el número de usuarios durante los últimos meses, lo que evidentemente ha generado una crisis dentro de la compañía.

Para intentar resolver los problemas, la nueva CEO propone centrarse desarrollar o adquirir servicios que sigan la línea «de moda», es decir, redes sociales, dispositivos móviles y geolocalización. Así como también, pide a sus empleados enfocarse mucho más en los usuarios y en el desarrollo de productos de calidad, y menos prestar menos atención a las finanzas de la empresa.

Mayer está consciente de que Yahoo no cuenta con misma capacidad económica que Google, y a pesar de que esto puede ser una limitación seria, tiene algo importante a su favor, mucho tiempo. Pues los altos directivos de la compañía le han ofrecido «algunos años» para recuperar la confianza de los inversionistas en su principal negocio, el de la publicidad.

En este sentido, la intención es cambiar por completo la forma en que se maneja actualmente el negocio de la publicidad dentro de la empresa y realizar una fuerte inversión en tecnología que les permita competir en ese mercado, que también es dominado por Google de manera cómoda. Concretamete, el plan incluye el lanzamiento de una red que ayude a los editores de blogs y sitios de entretenimiento a instalar el nuevo software de Yahoo, que permite a los usuarios disfrutar de contenido personalizado en diferentes formatos.

Marissa Mayer, también ha sugerido la contratación de un grupo de nuevos programadores, algo que según su experiencia está haciendo falta dentro de la compañía, y que claramente harán falta para trabajar mucho más rápido en los nuevos productos y aplicar los cambios necesarios en los ya existentes. Algo que llama la atención aquí, es que además ha exigido aprobar personalmente cada una de las nuevas contrataciones, una practica que por muchos años, Sergey Brin and Larry Page, aplicaron en Google.

La experimentada CEO, según personas cercanas a su actividad, ha contactado ya a algunos empleados y ex-empleados de Google, así como a otros ejecutivos de gran importancia en Sillicon Valley, para ocupar cargos estratégicos en Yahoo. Movimientos realmente interesantes y que pueden generar frutos muy dulces para la compañía con base en Sunnyvale, California.

Más allá de esto, también se estaría evangelizando con algunas de las practicas de negocio que tiene Google dentro de su filosofía. Una cuestión que no sorprende pues, como comentábamos al principio, la Sra. Mayer pasó 13 años trabajando para la gran G, por lo que parte de su éxito se debe a ella, y lógicamente quiere aplicar su fórmula para levantar a Yahoo.

Claramente hay muchos detalles interesantes en todo esto, y aunque ha pasado muy poco tiempo desde que Mayer tomó la batuta, según la información que ha ido saliendo, los empleados de Yahoo sienten un gran respeto y confianza por su nueva líder, y la ven como la esperanza para sacar a la compañía adelante nuevamente.

En mi opinión, a Yahoo le esperan todavía algunos momentos amargos. Pero si han logrado mantenerse en la pelea a pesar de las grandes dificultades que han enfrentado en los últimos años, no pasará mucho tiempo para que comiencen a verse los primeros resultados positivos de este gran cambio. Como en cualquier batalla, la constancia y negarse a tirar la toalla, siempre lleva a los grandes triunfos.