Una de las grandes paradojas del periodismo en los tiempos de internet es que cada vez hay más información y menos tiempo para consumirla, por lo que caemos en una búsqueda constante de mejores filtros que nos ayuden en la tarea de descubrirnos lo relevante. Una de las mejores formas de filtrar la información que consumimos son nuestros círculos sociales: no es otra cosa lo que hacemos cuando, cada vez más, nos estamos nutriendo de las noticias publicadas en nuestro timeline de Twitter o de Facebook, lugares a donde vamos a informarnos antes que a otros medios.

Esto es una de las bases en las que se asienta la idea detrás de Prismatic, que no es más (ni menos) que una web que nos ofrecerá constantemente artículos basándose en cómo interactúas en las redes sociales (Facebook, Twitter, Google+). Uno de sus cofundadores, Bradford Cross, dice que su idea es satisfacer la necesidad que solían cubrir los periódicos, pero ahora con un amplio rango de recursos.

It’s not just about personalization… it’s about how media is consumed now. In the old days, you could just go to the New York Times and get all your news, or whatever. But that’s not the case any more, and it will likely never be the case again. The news is all distributed now, to a thousand different places. [No se trata solamente de personalización… Hablamos de cómo se consume hoy la información de los medios. Antes, simplemente ibas al New York Times y recibías todas tus noticias. Pero ese ya no es el caso, y muy probablemente ya no sea el caso nunca más. Las noticias están ampliamente distribuidas ahora, en un mil lugares diferentes.]

Prismatic lleva unos meses pero hace poco se abrió al público y añadió varias funcionalidades notables: visualización de los intereses como círculos, conexión y registro con Google Reader, posibilidad de elegir qué datos hacemos públicos en nuestro perfil (los ítems compartidos, los leídos o los favoriteados), e interacción con tweets relacionados con cada uno de los artículos.

La interfaz es muy simple e intuitiva. Para empezar a usarlo tienes que registrarte con tu cuenta de Twitter, Facebook o Google+, y lo siguiente que te mostrará Prismatic será una lista de sugerencias de temas basado en esos contactos e interacciones de tu red social. También puedes filtrar los intereses por una u otra red social, y seleccionar cuáles son los temas que más te interesan. A medida que los selecciones, se suman a tu columna de la derecha, donde podrás ir filtrando si quieres leer sobre un tema en específico.

A partir de allí, cada vez que entres a Prismatic te presentará una serie de los mejores artículos sobre tus intereses, basado en qué temas tratan, quiénes los escribieron y quiénes los comparten.

También hay una lista de Top News, una especie de trending topics sobre los temas hot del momento. Para ampliar tu rango de intereses puedes agregarlos desde allí o desde las sugerencias que también te presentará Prismatic en la misma columna.

El algoritmo debe funcionar muy bien porque siempre que entro encuentro artículos muy interesantes. Y ahora la posibilidad de ver qué personas han tuiteado o comentado sobre ese tema te puede dar una idea de a quiénes seguir para ampliar tus contactos. Como se basa en la interacción para afinar sus resultados, permite varias formas de compartir y clasificar lo que vas leyendo: marcarlo como “no me gusta”, agregarlo a tus favoritos, o compartirlo mediante email, Facebook o Twitter, dentro de la misma página.

Si algo se le critica es que aún no muestra fuentes en español y que siendo un agregador tan útil no tenga versiones para dispositivos móviles, ambas propuestas a las que me uno y espero ver en un futuro próximo.

En resumen, Prismatic es algo más que un buen modelo de periódico a la carta, porque no nos trae simplemente contenidos previamente seleccionados por nosotros como podría ser mediante RSS, sino que funciona a través de nuestra interacción en las redes sociales. De esta forma nos acerca contenidos nuevos cada vez aprendiendo de nuestro comportamiento en las redes sociales más usadas, y lleva la democratización de la información a la práctica desde una herramienta completa pero muy simple de usar.