Desde la presentación de la Nexus 7, uno de mis wows fue en relación al precio de $199USD, haciendo bastante asequible una tablet fabricada por la propia Google (asegurando un poco más las actualizaciones), de un tamaño que me gusta y un hardware muy aceptable. Pero ¿por qué se puede vender tan barato?

Google ya admitió que vendía a precio de coste la tablet y que además estaría invirtiendo una gran cantidad de dinero en la publicidad y el bono de regalo de $25USD que da con la compra de la misma; es decir, en los $199 no va incluido el precio del marketing ni del bono. Ahora sale a la luz otra noticia que no extraña mucho en este mundo: Google estaría infringiendo las patentes de Nokia. A mi, por lo menos, me suena un poco raro que quien se queje sea Nokia y no Apple.

La patente en cuestión sería una que cubre la implementación del estándar IEEE WiFi 802.11, de la que Nokia ya tiene a más de 40 empresas licenciadas para su uso y que pagan religiosamente por cada dispositivo que la usa. El caso es que Nokia no es Apple y es un poco más laxa en sus peticiones, no pide la retirada de la Nexus 7, sencillamente que Google (o Asus) pague, como todas las demás. Parece que el civismo aún existe en el mundo de las grandes compañías. Por parte de Asus o Google sólo ha habido una respuesta: que no habrá respuestas o comentarios al respecto aún.