Desde el mismísimo día de su presentación Google abrió el sistema de venta anticipada en Play, pero el viernes fue su primer día de ventas en tiendas físicas y on-line independientes, donde los clientes arrasaron las existencias de la tablet de Asus. ¿Los motivos?

GameStop, Wal-Mart (representado por Sam’s Club), Office Depot y Staples agotaron sus existencias de la codiciada tableta de siete pulgadas presentada hace poco en el Google I/O, donde estuvo Manu para hacer su análisis de la misma. Realmente ninguna cadena ha dado números concretos de ventas, pero una gran parte de los pedidos que ya hay hechos no podrán satisfacerse hasta agosto, ¿vendiendo por encima de su producción?

Los alicientes de compra creo que son sencillos, mejor dicho, debería hablar en singular: su precio, muy à la Amazon, no ganar demasiado por la venta del dispositivo pero lograr poner su producto en el mercado y extenderlo rápidamente, para luego poder ganar dinero vendiendo el contenido que se consumen desde las mismas. Sin embargo, su mayor baza, los $199 (199€) que cuesta la tablet no significa que tenga un hardware mediocre, aunque tampoco intenta competir con el iPad.

Entonces ¿cuál es su rival? El Kindle Fire, la tablet que Amazon presentó el año pasado con el mismo precio y mismo tamaño, dedicado exclusivamente a consumir la gran cantidad de catálogo que Amazon tiene en su tienda de libros, películas y aplicaciones. A falta de que Amazon presente la segunda versión del Fire, se nota que el tiempo ha avanzado desde septiembre de 2011 con su consecuente avance tecnológico, dándole a la Nexus 7 algunos puntos interesantes de ventaja, empezando por el procesador (un Tegra 3 vs Tegra 2), pasando por Android 4.1 y 12 núcleos dedicados al procesamiento de gráficos. Incluso el hecho de ser de Google puede suponer una ventaja para la Nexus, al tener Google Play.

Sin duda, la Nexus 7 nos parece una buena opción de compra a algunos, aunque personalmente no me gustan las tablets tan pequeñas, sí que espero que llegue septiembre para comprar la mía en España.