Microsoft, está claro, es una de las empresas de tecnología más importantes del mundo. De eso no queda ninguna duda. El problema es que en los últimos años viene perdiendo un poco de terreno y si bien todavía lidera el mercado de manera notable, Apple comenzó, cada vez más, a tener una mayor cuota. Si bien hay mercado para ambos, a ninguna empresa le guste que le saquen lugar, por más pequeño que sea.

En una entrevista con CRN en la Worldwide Partner Conference Ballmer dijo que Microsoft nuevamente comenzará a plantar batalla contra Apple. Esta vez con la Surface que ellos mismos se encargaron de fabricar no solo desde el software, que es el lugar donde la compañía se siente más a gusto, sino también desde el hardware.

En la conferencia, donde había más de 16 mil partners de todo el mundo, estas fueron las palabras de Ballmer:

Estamos tratando de dejar absolutamente claro que no dejaremos lugar descubierto para Apple.

Por otra parte, también aseguró que tienen sus ventajas en lo que se refiere a la productividad, en el manejo empresarial y en la capacidad de gestión y no dejarán nada al azar. Dijo que estarán presentes en cada uno de los aspectos del nuevo sistema operativo y del dispositivo.

Qué pasará en el futuro con esta guerra que parece más del pasado no lo sabemos. Apple viene haciendo las cosas de una manera espectacular no solo con la presentación de dispositivos que revolucionaron varias veces el mercado sino con un sistema operativo que si bien no revolucionó, vale la pena y funciona a la perfección. Desde Microsoft hicieron lo mismo pero desde el software que ayudó a que todos entendamos de una manera mucho más simple a los ordenadores. Por eso esta guerra es tan interesante.