Es habitual que nos reunamos con nuestros amigos alrededor de una buena cena o un buen almuerzo y, seguramente, en más de una ocasión hemos sacado fotos de la velada o hemos tomado notas del restaurante en el que hemos estado, los platos que hemos pedido o, directamente, hemos tomado algunas notas de las recetas de los platos que nos hemos tomado. Toda esta información, que podría estar dispersa en servicios como Facebook o Twitter (fotografías), Foursquare (valoraciones del restaurante), el bloc de notas de nuestro smartphone o en Evernote (recetas) podemos sintetizarla en un único repositorio que, precisamente, Evernote lanzó no hace mucho tiempo: Evernote Food.

Evernote Food

Evernote Food es una aplicación de Evernote dirigida a dispositivos móviles (tanto iOS como Android) con la que podremos tomar notas de aquellos momentos especiales que discurran alrededor de una buena mesa (un restaurante, un bar o en nuestra casa o en la de nuestros amigos). La idea es que conservemos en esta aplicación fotografías del evento, fotografías de los platos que nos hemos tomado, información de interés (lugares, valoraciones, gente que asistió, recetas, etc) en una especie de archivo digital que se almacenará en nuestra cuenta de Evernote y que siempre tendremos accesible desde esta aplicación móvil.

Teniendo en cuenta que la aplicación es de Evernote, y ahí se almacena la información, Evernote Food guarda algunos detalles en común con su “hermana mayor”. Al igual que en Evernote, nuestras anotaciones podrán llevar anexas unas etiquetas con las que definir una taxonomía para nuestras experiencias culinarias, además también tendremos la opción de compartir las notas con nuestros contactos para que también las tengan accesibles.

¿Y qué nos puede aportar esta aplicación frente a servicios como Foursquare o compartir nuestras fotos en Twitter o Facebook? Bajo mi punto de vista, Evernote Food nos tiende una mano para crear nuestro propio diario de eventos y nuestra guía personal del ocio; es decir, gracias a esta aplicación podremos tomar nota de los lugares que visitamos, almacenar documentos gráficos de los platos que tomamos o la gente con la que asistimos, georreferenciar las notas y compartir toda esta información de interés con nuestros amigos y reutilizar esta información (de recuerdo) y convertirla en recomendaciones para nuestros amigos.