Una de las características que tuvo el Kindle cuando fue lanzado en un primer momento que particularmente no solo me sorprendió (vamos, nadie regala nada) sino que además me pareció completamente genial es que permitía usar internet desde cualquier punto del mundo de manera completamente gratuita. La finalidad de esta tecnología, llamado Whispernet, era lógicamente que sus usuarios pudieran adquirir libros electrónicos y, así, gastar dinero a través de la tienda digital. Parece que eso comenzó a cambiar, ya que empezaron a limitarla desde principios de julio.

Whispernet es una conexión 3G que, según Amazon, será gratis por siempre. Si bien en un primer momento solo se podía utilizar para comprar eBooks con el tiempo los hackers encontraron la forma de darle al usuario todo tipo de posibilidades. Si bien el dispositivo es utilizado para leer, parece que esto le empezó a dar pérdidas a la gente de la compañía y no les gustó demasiado ya que empezó a generar grandes gastos.

Desde ahora, según informan en MobileRead, la empresa dirigida por Jeff Bezos empezó a limitar la conectividad de ilimitada a 50MB por mes para el navegador (no así para la compra de libros, lógico). Después de haber llegado al límite el usuario que experimentó los cambios revela que puede seguir navegando a través de Wikipedia, Amazon y nada más.

Esta limitación afecta tanto a los primeros Kindle como a los más nuevos como el Keyboard y el DX, que son los que poseen esta capacidad de conectarse de manera gratuita. No hay información oficial por parte de Amazon en relación a por qué tomaron esta decisión. Parecería que varios hacks empezaron a complicar las cosas. Hay una que funciona de hotspot que le da conectividad a otros gadgets. Si tenemos en cuenta que la velocidad es 3G, vamos, la cantidad de información que puede consumirse es terrible.