Microsoft ha revelado su esquema de precios para la actualización a su último sistema operativo, Windows 8. A partir de su lanzamiento, cualquier usuario con un sistema operativo Windows 7, Windows Vista, o incluso Windows XP, podrá actualizar a Windows 8 Pro a un precio estándar de 39.99 dólares en todos los mercados principales — 131 regiones, según Microsoft — pudiendo añadir también Windows Media Center de forma gratuita una vez instalado el nuevo sistema operativo.

La actualización por 40 dólares se realizará a través del portal Windows.com; una vez terminemos el proceso de compra el asistente comenzará a descargar la actualiazción, que cuenta con funciones de pausa y reanudación en caso de que necesitemos el ancho de banda para otras tareas. El asistente nos guiará paso a paso por el proceso de actualización, ofreciéndonos un completo informe de compatibilidad que nos permitirá saber qué aplicaciones podrían dejar de funcionar bajo el nuevo sistema operativo. La actualización nos permitirá actualizar manteniendo todos nuestros archivos personales, ajustes de sistema y aplicaciones si llegamos desde Windows 7, los archivos personales y ajustes de sistema si actualizamos desde Windows Vista, o sólo nuestros archivos personales si estamos actualizando a Windows 8 desde la versión XP, aunque por supuesto podremos sencillamente optar por eliminar todo y comenzar desde cero.

La actualización consta únicamente de una copia digital, aunque también existe la opción de adquirir un DVD con Windows 8 por 15 dólares adicionales. De cualquier modo, una vez descargado el asistente y la actualización, también podremos crear un archivo de imagen que podremos grabar en un DVD, en caso de necesitarlo posteriormente. En las tiendas, la versión “upgrade” de Windows 8 estará disponible por un precio de US$69.99 (y sus equivalencias en el resto de divisas) mientras la promoción siga vigente, hasta el 31 de enero de 2013. En caso de no contar con una versión previa de Windows en nuestro equipo, se podrá adquirir e instalar las versiones “System Builder” de Windows 8 Pro, a un precio todavía no revelado. Buena iniciativa de Microsoft, y un gesto muy amable de la compañía hacia los que versión tras versión, seguimos actualizando nuestra máquina para obtener las ventajas de los nuevos sistemas Windows. Una actualización a un precio más reducido del habitual mejorará el ritmo de adopción de Windows 8, que podría tener algún pequeño “problema” entre los más tradicionales debido a la nueva interfaz Metro, que no es del agrado de todos los usuarios.