Hace algunos cuantos años, en mis primeras clases de dirección de cine, las cámaras de vídeo que utilizábamos eran viejas, grandes y poco intuitivas. Las pantallas, pequeños tubos CRT (como unos mini televisores encerrados en tubos de escasos centímetros), eran blanco y negro y su tamaño no solía superar la pulgada. Enfocar era una tarea bastante complicada y si tan solo errabas algunos centímetros, al verlo en la pantalla grande el desenfoque era bastante claro y arruinaba la mayor parte del trabajo realizado.

Lente varifocal

La regla de oro, al menos con objetos o sujetos estacionarios, era chupar todo lo posible (léxico para extender al máximo el zoom), hacer foco y luego utilizar la longitud deseada. De esta manera, enfocabas por ejemplo directamente los ojos del sujeto y luego podías componer a gusto, asegurándote un foco perfecto.

Ahora, inténtalo con tu lente kit. Haz zoom hasta los 55mm, enfoca y luego vuelve a los 18mm para disparar. Probablemente salga tan desenfocada como si nunca hubieras hecho foco. ¿Por que sucede esto?

Sucede que las lentes zoom se dividen en dos grandes grupos: parfocales y varifocales. Las lentes parfocales tienen la capacidad de conservar el punto de enfoque sin importar que tanto cambies la longitud focal. Las lentes varifocales, en cambio, no aseguran esto y puede que durante el trayecto de la longitud focal, alguna variación al foco sea introducida. Las parfocales tampoco son perfectas, usualmente producen algo de movimiento en el foco al cambiar el zoom, pero este cambio es tan insignificante que no tiene resultados apreciables en la fotografía.

¿Y por que no todas las lentes son parfocales? Por la misma razon del siempre: el precio. Una lente parfocal es mucho más compleja de construir que una varifocal, aumentando sus costo y impactando sobre el precio final. Al construir lentes varifocales, el precio de venta es menor y por lo tanto más atractivo para los consumidores.

Detectar que tipo de lente es la que tienes ahora es complejo, al menos si lo quieres detectar a mano. Puedes hacer la prueba de enfoque y ver si hay variaciones, pero para asegurarte realmente deberás consultar el sitio web del fabricante. De todas maneras, si tu lente no tiene un precio de varios cientos o miles de dolares, difícilmente sea parfocal.

Foto: Hustvedt