Evolución Windows Phone

El Marketplace, la tienda de aplicaciones de Windows Phone ha alcanzado un hito más: las 100000 aplicaciones. Por fin ha pasado, la base de datos de All About Windows Phone marcó las 100145 aplicaciones registradas el pasado 3 de junio, después de 20 meses de vida de la tienda publicadas por 23825 desarrolladores, entre los que tengo el placer de contarme. ¿Qué nos dicen estos números? Nada. Sí, nos dicen nada, es como tener un millón de libros y no haber leído ninguno, ¿de qué le sirve al poseedor?

Bueno, quizá sí nos dicen algo: que Windows Phone sigue creciendo como sistema operativo móvil (y de hecho alcanzó el hito de las 100000 en menos tiempo que Android), y con este número, las empresas empezarán a tomarse más en serio la plataforma y adaptarán sus aplicaciones a ella; rompe una barrera psicológica. Pero vamos, que no mide la calidad de las aplicaciones contenidas ni de la tienda en sí, que es lo más importante, siempre y cuando mantengamos un número razonable de alternativas. Volvemos al ejemplo de los libros pero cambiado, mostrando lo que le pasa a Google Play: ¿De qué sirve tener un gritón de libros si la mayoría son de cómo hervir el agua?…y algunos lo explican mal. Android tendrá muchísimas aplicaciones, pero agrupémoslas en antiviruses, soundboards y ahorradores de batería y ¿con qué nos quedamos? ¿Cumplen su función realmente?

No es un secreto que muchas de las aplicaciones del Marketplace aparecen allí por incentivo de Microsoft con sus concursos para desarrolladores y rifas de teléfonos en conjunto con Nokia, pero no hay que olvidarse de que son concursos que premian la excelencia y de que solo el hecho de que una aplicación se publique en la tienda ya implica que tiene cierta calidad, al haber pasado por unos controles previos. Dichos controles y el ánimo de Microsoft hacen que el 12% de las aplicaciones hayan sido calificadas con cinco estrellas (la máxima puntuación), porcentualmente hablando, las aplicaciones del Marketplace tienen una calidad muy similar a las de la AppStore de Apple, conocida por sus estándares. Y aunque la objetividad en cuanto a la calidad de las aplicaciones sea realmente escasa (nula, tal vez), un 12% de aplicaciones con 5 estrellas me parece algo más que aceptable.

En cuanto al precio de las aplicaciones, tampoco nos llevamos una decepción si venimos de Android, como yo: el 67% de las aplicaciones son gratuitas y el 10% de pago con versión de prueba, siendo el resto de pago completamente. Y aún así, más de la mitad (61.8%) de las aplicaciones de pago se encuentra en el precio de los 0.99€, menos que un café y muchas veces preferible gastarlo a estar buscando un APK.

Ojalá este número de aplicaciones sólo quede como una anécdota en las discusiones sobre las diferentes stores y se mire mucho más la calidad de las aplicaciones contenidas en ellas, que al final, es lo que más repercute a un usuario a la hora de querer bajarse una aplicación que haga X cosa, no muchas que hagan X-1.