En Microsoft saben que el potencial de Kinect solo esta frenado por la imaginación. Vimos como es utilizado en el ámbito de la robótica, en el ámbito de la medicina y, obviamente, los videojuegos. En esta oportunidad usaron dos teléfonos con Windows Phone que no fueron especificados, una cámara de Kinect y una pantalla táctil con el SDK de Surface 2.0 para crear una nueva interfaz capaz de seguir diferentes individuos en un solo workspace con nada menos que un 92% de efectividad.

Esta tecnología se llama ShakeID y puede ser utilizada para tener un nivel de interacción entre la pantalla y el usuario mucho mayor.

Este sistema se encarga de comparar la información de los acelerómetros de los teléfonos con la información que brinda Kinect sobre el movimiento de los usuarios y, por este motivo, distinguir sus acciones mientras tocan una pantalla táctil de manera simultánea. ShakeID se apoya en el movimiento de las personas para realizar el seguimiento y el sistema se puede confundir mucho si los usuarios dejan sus teléfonos quietos. Desde Microsoft Research aseguran que el movimiento natural de las personas los ayudará a evitar este inconveniente.

Por ahora el sistema reconoce solo dos personas por las restricciones que posee el SDK para Windows de Kinect, pero podría modificarse para que soporte una mayor cantidad. Sea como sea, sabemos que esto no es más que una evolución que lograron desde los laboratorios de la empresa de las ventanitas y puede no ver la luz nunca. Desde ya, aseguran que sería muy útil para realizar avisos publicitarios con pantallas interactivas.