Hemos decidido poner en segundo plano todo el desarrollo de una nueva tableta por el momento, con el fin de centrarnos en los teléfonos inteligentes. Reveló un portavoz de LG.

LG es el cuarto fabricante de teléfonos a nivel mundial pero está lejos del top cuando dispositivos del segmento tablets se refiere, ellos lo saben y es por eso han detenido el desarrollo de tablets para enfocarse en smartphones -algo que han venido impulsando con la línea L de gama media con muy buen diseño y, por supuesto, la serie Optimus-. Hay varias razones que podemos imaginar que impulsaron esta decisión y que no tiene que ver con el éxito de Samsung o Apple, pero difícilmente no puedo dejar de situar a este par como los factores fundamentales del desiste en LG.

Esto no quiere decir que abandonarán de lleno el mercado de tablets, de hecho, a inicios de esta año anunciaron a Optimus Pad LTE, pero por ahora nos podemos olvidar la idea de que veremos una tableta en el mercado con el sello de LG. ¿Las razones? No se manifiestan claramente, pero nos podemos ir haciendo una idea con el desarrollo de la pantalla de 5 pulgadas con resolución Full HD y gran densidad. Además de lo que se viene cocinando el mundo de las tabletas.

Estaba Apple, llegó Microsoft y viene Google

A pesar de que el portavoz de LG no ve a Surface, la tableta de Microsoft, como una amenaza, es un comentario que ni ellos se creen. Una tableta con Windows RT (ARM) de Microsoft, la plataforma de software más popular de la actualidad, tiene peso la pongas donde la pongas. No importa que sea más costosa que el iPad, es Windows y su popularidad tiene mayor oportunidad sobre cualquier equipo del mercado, más aún con la interfaz Metro. Por lo tanto, aunque fue un sistema operativo criticado en versiones anteriores por lo mal que funcionaba en pantallas táctiles, ya tiene todo el potencial y el atractivo de cautivar en navidades. Obviamente es una competencia.

Microsoft no es el único que ofrecerá tabletas con Windows 8 y eso es lo que LG y otros fabricantes como Samsung se deben estar imaginando en este momento. Si bien Samsung podría lanzar tabletas con Windows RT, su fuerte es Android.

La formula es clara, LG no pudo competir con la ventas del iPad, ni siquiera pudo abrirse un hueco entre tabletas con Android. Ya Apple estaba dominando, llegó Microsoft apostando de manera agresiva y valiéndose de su popularidad y con Google en camino, a LG y otras empresas no les queda de otra que innovar o, definitivamente, paralizar planes hasta ver cómo se tornará este mercado con tres potencias compitiendo.