Cada vez hay más empresas en el mundo de las tabletas y, como siempre sucede, a mayor cantidad de fabricantes tratando de pisarse la cabeza, hay más productos, más competencia y los que terminamos beneficiados somos los usuarios. El problema es que muchas de esas empresas saben perfectamente que no sus productos terminarán muriendo y que lo único que harán es generarles números rojos. Una de esas empresas es LG, quienes anunciaron que dejarán en segundo plano a las tablets.

Estas fueron las palabras oficiales:

Hemos decidido poner en segundo plano todo el desarrollo de una nueva tableta por el momento, con el fin de centrarnos en los teléfonos inteligentes. Reveló un portavoz de LG.

LG es, en estos momentos, el cuarto fabricante de teléfonos celulares a nivel mundial y en el puesto de las tabletas está demasiado alejado de la punta. ¿Qué significa esto? Que la decisión más lógica a nivel empresarial es preocuparse por los productos en los que les va bien realmente y no en otros en los que se metieron solo porque era una moda.

No significa que dejarán de producir tabletas, como bien nos comenta Gerardo en Celularis, sino simplemente que no ocuparán demasiados recursos en ello. Quizás veamos una tableta de la empresa, pero no en el próximo tiempo.

Está claro que el éxito de las demás compañías influye notablemente. Apple y su iPad están en la cima muy tranquilos sin preocuparse demasiado porque, al menos por ahora, no tienen un competidor que esté a la venta que esté a la altura. También está el Kindle Fire, que logró acaparar una cuota de mercado bastante interesante y, por otra parte, también llegó ayer la Surface. Surface tuvo tanto buenos como malos comentarios. A algunos les gustó, a otros no tanto, pero está claro que es uno de los más importantes competidores que salió al mercado. Estos no solo lo saben los de Apple, sino que lógicamente también LG. Lanzar algo que no es tan bueno y que no logrará estar a la altura no tiene sentido alguno.

Por mi parte, me parece una muy buena decisión de la gente de LG.