Comenzamos una nueva semana con la expectativa de un gran evento a partir del miércoles, el Google I/O 2012. Este es un año muy especial para la conferencia de la firma de Larry Page y Sergei Brin, pues todas las quinielas apuntan a que será la cuna de la primera tableta oficial Google, que por el momento conocemos por filtraciones como Nexus Tablet, o Nexus Tablet 7. Este nuevo dispositivo móvil de la firma, con el que se mete también al mercado de las tablets después de invadir el de los teléfonos inteligentes, sería en principio el foco principal del evento, aunque por supuesto no sería un Google I/O sin alguna sorpresa extra, y sobre todo mucha información para desarrolladores. Con la vista puesta en la nueva tablet, ¿qué nos espera en la edición de este año de Google I/O?

La inevitable tablet

Ya lo hemos dicho; Google Nexus Tablet (o Nexus 7) será la estrella de esta conferencia al igual que en pasadas ediciones los Chromebooks, o incluso las primeras Samsung Galaxy Tab cobraron protagonismo. El esperado dispositivo tiene todas las papeletas para convertirse en un gadget de gran éxito, no sólo por las especificaciones que se han ido filtrando durante los últimos meses, sino también y en gran medida por el nombre que lleva detrás. Un dispositivo de 7 pulgadas que dará que hablar.

Nexus Tablet será una de las primeras, si no la primera representante de la plataforma NVIDIA KAI, con un SoC Tegra 3 de cuatro núcleos a 1.3GHz según los últimos datos que se han publicado, y desmintiendo casi todos los rumores anteriores, parece que no contará finalmente con una cámara principal, algo que resulta lógico pensando en su precio, pero sí incorporará una cámara frontal para comunicaciones de vídeo, característica sin la cual perdería parte de su atractivo comercial al equipararse con el dispositivo de entretenimiento multimedia de Amazon, Kindle Fire. La tableta de Google sería anunciada con precios a partir de los 199 dólares, y versiones con 8 o 16GB de almacenamiento interno. ¿Cuándo se lanzará? los rumores apuntaban a que llegaría poco después de su anuncio, que sin muchas dudas tendrá lugar este viernes, pero nunca se sabe, quizás no la veamos hasta después del verano.

El nuevo Android

Cuando Google anuncia nuevo hardware de la línea Nexus — ya sean smartphone, o en el caso de este año una tablet — suele hacerlo acompañándolo de una nueva versión de su versátil sistema operativo móvil, Android. Este año, según lo previsto, verá la luz Android Jelly Bean (4.x/5 según dónde se lea) que supone una actualización bastante importante con respecto a Ice Cream Sandwich. Lo nuevo del androide llegaría para complementar la solución móvil con un modo “escritorio” para dispositivos más complejos como ordenadores portátiles, y esa nueva gama de tablets transformables como las de ASUS, que han introducido el elemento de la navegación con puntero y trackpad, propia de equipos tradicionales.

Esta nueva versión del sistema operativo de Google también llegaría con un nuevo “bootloader” o cargador, con más facilidades para crear arranques duales con otros sistemas operativos como Chrome OS, o incluso Windows. Jelly Bean tendría en principio un enfoque hacia el panorama de las tablets, con gran optimización para las pantallas táctiles de mayor tamaño, pero también está programada en teoría una versión para smartphones, según las capturas de pantalla filtradas — cuya autenticidad está todavía sin confirmar — Igual que Ice Cream Sandwich, la nueva versión, que por su nuevo número de versión (4.1) parece una actualización menor, no hace uso de botones físicos en el terminal, utilizando la parte inferior de la pantalla para colocar los “soft buttons” necesarios para el uso del sistema.

Al margen de estos detalles, poco se sabe al respecto de Jelly Bean, pero es de esperar que incluya las típicas actualizaciones de interfaz que unos adoran y a otros repugnan como en cada nueva versión del sistema.

Chrome OS

El sistema “en la nube” de Google podría ser otro de los grandes protagonistas en el I/O 2012, con la presencia de las máquinas de nueva generación como los anunciados oficialmente a través del blog de la compañía a finales del mes de mayo. La nueva versión del S.O de sobremesa basado en servicios online tiene una interfaz renovada y posiblemente también será objeto de un exhaustivo análisis de los ponentes de la conferencia principal de la serie de eventos, que se celebrará el día 27 y se retransmitirá en directo. Pero conociendo ya las características principales de esta parte del ecosistema de Google, ¿qué más esperamos?

Está sin confirmar, pero existe una vaga referencia a un Chrome OS “Daisy”, que resulta intrigante a la par que muy interesante. Daisy bien podría ser una nueva versión del sistema operativo, o un nuevo dispositivo basado en él. En el segundo caso, la nueva rama de Chrome OS vendría acompañada de un dispositivo basado en chips ARM, concretamente en los SoC Samsung Exynos 5250 multi-núcleo, y que parece una nueva generación de laptops de bajo consumo y coste reducido que llegarían para colocarse en un segmento que todavía no ha sido explotado por ninguna compañía. Un Chromebook con arquitectura ARM capaz de hacer lo mismo que sus homólogos x86 y mejorarlo con una autonomía notablemente superior a un coste igual o más reducido parece un as que Google querría guardarse en la manga. ¿Lo revelarán finalmente?

Google Glasses

Proyecto de gafas Google Glass

¿Quién no quiere saber algo más sobre el dispositivo con más potencial de futuro de Google? Google Glasses es todavía a día de hoy un prototipo en la cara de Sergei Brin y otros empleados “de alto nivel” de la compañía de Mountain View. Se ha hablado mucho de sus características durante el tiempo que ha pasado desde que fuera desvelado como proyecto en el mes de abril, desde su funcionamiento hasta las posibilidades de futuro, pero se saben pocos detalles oficiales del dispositivo en estos momentos.

Aunque no parece un “punto del día” vital en la agenda de Google I/O dado el teórico temprano estado de desarrollo, Google Glass podría hacer una aparición especial durante la conferencia — fíjense en la cara del presentador, por si acaso — y es posible que la compañía ofrezca más información acerca de este revolucionario proyecto. No podemos hablar de fechas de lanzamiento, por supuesto, pero que la firma muestre un nuevo prototipo (no anclado a una mochila, a poder ser) es una posibilidad que no se nos puede olvidar.

Y, ¿qué más?

No hay muchas sorpresas en lo esperado de Google I/O, pero como ocurrió con Google ADK en 2011, no es descabellado pensar en que nos podrían tener preparada alguna otra sorpresa. Tras todo lo esperado, soy incapaz de predecir qué más puede pasar ¿Cuáles son vuestras apuestas?