Estamos en San Francisco, en el Google I/O, uno de los principales eventos de tecnología en el mundo ya que Google, producto que presenta, producto que prácticamente usa toda internet. Pero Google hace tiempo que dejó ser una empresa con un gran buscador o que crea software, el buscador más usado del mundo tiene planes para tomar todas las areas de la tecnología aplicada a la vida como pueda, y Google Glass es prueba de ello.

Durante el Google I/O me he podido acercar a hablar con uno de tantos ingenieros y responsables de Google que están usando Google Glass durante el evento, y según nos cuentan incluso fuera, no solo en sus casas o en las oficinas de Mountain View.

Nos hemos podido acercar mucho a este dispositivo que para Google puede ser un nuevo dispositivo que marque un antes y después en cómo interactuar con un ordenador. Por desgracia, incluso siendo realmente pesado, no dejan que las pruebe nadie que no esté involucrado en el proyecto, a excepción de unos paracaidistas, bikers y demás deportistas de riesgo que hemos visto en la keynote.

Son unas «gafas» muy ligeras, y todo el poder de procesamiento y memoria se encuentra en una de las patillas de Google Glass, en la parte frontal junto al cristal que muestra la información para el ojo y la cámara, mientras que la batería está en la parte posterior de la patilla.

Y si te acercas lo suficiente, puedes ver muy pequeño la información que está proyectando en esa minúscula pantalla. Es un producto que tiene un futuro imposible de adelantar, no existe nada como esto en el mercado. Han creado algo revolucionario pese a que muchos pensemos que llevar estas gafas en la vida real es algo extraño, también lo era hace años ir todo el día mirando el móvil por la calle, mantén una mente abierta.