Hacía algún tiempo que no tocábamos ninguna extensión de Opera, un navegador que es una excelente alternativa y una aproximación diferente a la web a la que tienen Mozilla Firefox, Google Chrome y Microsoft Internet Explorer. El número de las mismas, sin embargo, sigue creciendo, y aunque lo hace a menor ritmo que en los mencionados, los complementos disponibles potencian un navegador que nos gusta mucho.

Por eso hoy quería hablar de Ghostery, un complemento que llevo probando unos días, y que se centra en buscar elementos secundarios de las páginas que visitamos con el fin de encontrar amenazas para nuestra privacidad. Dicho de otra forma, Ghostery localiza todos esos elementos que reúnen información y estadísticas sobre nosotros y nos notifica, dándonos opción a bloquearlos y diciéndonos a qué compañías pertenecen en todo momento.

Su utilización es ya de por sí sencilla, pero además incluye un asistente de configuración que nos lleva por los diferentes elementos de la extensión. Uno de ellso es GhostRank, parte opcional, que ayuda a construir la base de datos que luego utiliza la aplicación para identificar los elementos. El resto son Alert Bubble, que nos muestra en forma de burbuja morada las compañías que operan los elementos potencialmente peligrosos y Blocking, que permite al navegador bloquear los elementos de forma automática para amenazas o pesadeces ya conocidas.

Por cierto, todo gira en torno a la librería 3pe, que contiene los elementos y definiciones de peligros, y que podemos configurar para que sea auto-actualice, y estar así siempre seguros de que vamos a tener la mejor protección posible.