Sabemos cuál es la historia de Flash en el mundo de los dispositivos móviles. La guerra la empezó Steve Jobs hace ya muchos años cuando lanzó la primera versión del iPhone y, con el paso del tiempo, no solo aseguró que sus dispositivos nunca soportarían la plataforma sino que su staff hacía todo mal. Ahora las novedades en relación a Flash vienen desde el lado de Android.

Adobe emitió un comunicado de prensa que revela que sus ingenieros no están desarrollando ni testeando Flash para Jelly Bean. ¿Qué significa esto? Que no se ofrecerán “implementaciones certificadas” de Flash para la nueva versión de Android. Vamos, que esto es una clara muestra que, después de un buen tiempo, se dieron cuenta que Flash para los teléfonos inteligentes (y por ende tabletas) está diciendo adiós.

Desde el 15 de agosto la gran G cambiará la configuración de Google Play y le limitará el acceso a las actualizaciones del reproductor de Flash solamente a aquellas personas que tengan dispositivos con la app instalada. Los gadgets que no entren en este grupo serán incompatibles con el Flash Player.

Adobe ya nos había dado un indicio de esto el pasado noviembre cuando reveló que la compañía pasaría a centrarse en el soporte de aplicaciones nativas con AIR y en la programación HTML5. Que llegara esta noticia era solo cuestión de tiempo.

Adiós Flash y, lamentablemente, no puedo decir que haya sido un placer.